POLÍTICA
20/01/2020 21:40 CET | Actualizado 20/01/2020 23:16 CET

Pedro Sánchez se reunirá con Quim Torra "en la primera semana del mes de febrero"

El presidente del Gobierno ha asegurado que el veto parental "es un conejo de la chistera de la ultraderecha" para "montar bronca".

RTVE
Pedro Sánchez en RTVE

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha anunciado este lunes en TVE que se reunirá con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, “a principios de febrero”. En su primera aparición televisiva desde su investidura, ha afirmado que en Cataluña hay que abrir “un diálogo social, un diálogo intergeneracional y un diálogo territorial”.

Torra exige esta entrevista bilateral antes de que eche a andar la mesa de diálogo entre los dos gobiernos pactada entre el PSOE y ERC en su acuerdo de investidura. Ese acuerdo establecía que la mesa de diálogo que debe buscar una solución al ‘conflicto político’ en Cataluña se debería constituir en los 15 días siguientes a la formación del Gobierno español, un plazo que no se va a cumplir si la entrevista con Torra no tiene lugar hasta febrero.

Sánchez ha minimizado el retraso y lo ha achacado a que la mesa de diálogo es con el Govern catalán, formado por Junts per Catalunya ―que no fue parte del acuerdo de investidura― y ERC.

Hora de la política en Cataluña

Sánchez ha abogado por la pertinencia de una “comisión bilateral entre el Gobierno de España y el Govern para resolver esta crisis política” y ha mostrado su esperanza de que “como han hecho los independentistas escoceses, los independentistas catalanes abandonen la vía unilateral”.

“Creo que el independentismo catalán tiene que hacer autocrítica de lo que ha ocurrido desde 2017”, ha apuntado Sánchez, antes de destacar que “la vía unilateral es una irresponsabilidad”.

Ha explicado además que aspira a que “haya una votación por parte de la sociedad catalana sobre un acuerdo” y Carlos Franganillo, periodista de TVE que ha entrevistado al presidente junto a Ana Blanco, ha incidido con una pregunta sobre “la posibilidad de que su pacto con el independentismo incluya un referéndum de autodeterminación”.

“La votación de un acuerdo es para unir a los catalanes, no para separarlos”, ha respondido lacónicamente Sánchez. Para reforzar la idea de que el diálogo es necesario, ha asegurado que “hay una parte de españoles que nos sentimos molestos -yo me incluyo- hablar al independentismo de que España no es una democracia. Será una democracia imperfecta, pero es una democracia”.

¿Esta voluntad de dialogar con el independentismo podría traducirse en la amnistía para los líderes secesionistas condenados? “Si yo no hiciera cumplir la ley, estaría prevaricando. Hay que devolver a la política una crisis y un conflicto que es político”, ha respondido Sánchez.

El jefe del Ejecutivo ha manifestado su compromiso de que ésta sea la legislatura del ‘diálogo territorial’ y ha adelantado que se desplazará a todas las Comunidades Autónomas para entrevistarse con todos los presidentes autonómicos, no sólo con Torra.

“No hay pin que valga”

Sánchez se ha mostrado muy crítico con el veto parental, un “conejo de la chistera que la derecha se ha inventado para no hablar de los problemas reales”, ha asegurado.

El presidente del Gobierno ha defendido la necesidad de defender “la política útil en esta legislatura. Y la política útil es hablar de los problemas reales, no ignorarlos, empeorarlos o inventarse problemas nuevos. Esto es un problema inventado por la ultraderecha, no existe. Aquí no hay pin que valga”.

“Soy padre de dos hijas que van a la escuela”, ha explicado Sánchez,  “y no estamos hablando de un pin para que nuestros hijos no entren en páginas oscuras. Estamos hablando de desautorizar a toda una una comunidad educativa”. 

Ha achacado la posición del PP en este tema a que “tienen que montar bronca” porque gobierna el PSOE y a que “la ultraderecha plantea conflictos” y “arrastra a la derecha a posiciones radicales”.

“El PP lleva más de 20 años gobernando en Murcia. ¿Han escuchado hablar al PP en Murcia del veto paternal? No, y ocurre porque gobierna el PSOE en España”, ha preguntado a sus entrevistadores.

Los Presupuestos, antes de verano

Durante la entrevista, Sánchez también ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará este martes 21 de enero la aprobación de la subida salarial del 2% para los funcionarios y su propósito de aprobar cuanto antes unos Presupuestos Generales del Estado “de corte social”.

“Vamos a pedir el apoyo de todas las fuerzas parlamentarias”, ha anunciado el presidente sobre la tramitación de un proyecto de Presupuestos que responderá “a la hoja de ruta social que la coalición de Gobierno ya dimos a conocer al firmar nuestro acuerdo”.

Parte de esa hoja de ruta pasa por la “justicia fiscal” y Sánchez ha repetido la máxima de que “aquellos que más tienen, deben contribuir más a las arcas públicas” cuando Ana Blanco la ha cuestionado sobre una posible subida de impuestos para las clases medias.

El presidente ha reiterado también, en este bloque económico, su compromiso respecto a la reforma laboral. “Tenemos un acuerdo programático que dice que vamos a derogar los aspectos más lesivos”, ha sostenido, tras dejar al margen los indicios de desaceleración que parecen estar reuniéndose en torno a la economía española.

La polémica por Delgado

El presidente ha defendido el nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado y ha asegurado que el debate es “artificial”. “El curriculum de Dolores Delgado es impecable y le he pedido que actúe con absoluta independencia y autonomía”.

El desbloqueo de TVE

Sánchez ha cerrado su entrevista en TVE con unas palabras sobre el futuro del ente público. “TVE necesita que se desbloquee. Nuestra voluntad es hablar con todos los grupos para lograrlo. Hay una revolución impresionante de la cultura audiovisual y TVE tiene capacidad de sobra para ser líder en contenidos generalistas y para abrir oportunidades”, ha sostenido el presidente.

APRENDE A USAR TU DINERO