POLÍTICA
10/05/2021 17:23 CEST | Actualizado 10/05/2021 18:32 CEST

Pedro Sánchez se pronuncia por primera vez tras el 4-M: "Los resultados son rotundamente malos"

El presidente del Gobierno se niega a hablar de "castigo" al Gobierno y asegura que la izquierda va a volver a Madrid.

“Los resultados son rotundamente malos”. Pedro Sánchez se ha pronunciado por primera vez sobre el 4-M y lo ha hecho seis días más tarde, pero de forma contundente, para hablar del panorama surgido tras el rotundo triunfo de Díaz Ayuso y el batacazo del PSOE, que pasa a ser tercera fuerza

El presidente del Gobierno ha evitado hablar de “castigo” al Gobierno hasta en dos ocasiones y sí ha reconocido, en cambio, una “oportunidad” para tomar nota de lo ocurrido en las urnas. “Estas elecciones representan una gran oportunidad para aprender. De resultados tan adversos, con humildad, el PSOE puede aprender de los errores”, ha comentado.

Sus palabras han ido acompañadas de un agradecimiento a José Manuel Franco y Ángel Gabilondo, los dos grandes damnificados del 4-M en clave socialista. Tanto el secretario general del PSOE madrileño como el cabeza de lista anunciaron su salida por los malos resultados tras una reunión de la Ejecutiva Federal de urgencia. El terremoto político también se hizo notar en Andalucía, donde el partido ha adelantado sus primarias, pese a la indicación de que lo que pasó en Madrid se quedaba en Madrid.

“La campaña se ha dado en circunstancias tremendamente adversas para el PSOE de Madrid, pero en Madrid la izquierda volverá con más esperanza y más fuerza de la mano del PSOE”, ha añadido Sánchez, tratando de quitarle algo de peso al descalabro electoral de su formación. 

Se va a votar antes en Madrid, municipales y autonómicas, que en toda España en unas generalesPedro Sánchez

La candidatura encabezada por Gabilondo pasó de ganar en 2019 (37 escaños) a verse superada por PP (65 diputados) y hasta por Más Madrid (aunque empatados en escaños con 24). En dos años, el PSOE se ha dejado más de 270.000 votos por el camino. Pese a los datos, para Sánchez “las cosas pueden cambiar de un momento a otro” y por ello ha insistido en que “estoy convencido de que cuando se vuelva a votar en mayo de 2023, la izquierda va a volver”.

Nada que ver con las generales

El líder del Ejecutivo ha negado cualquier tipo de paralelismo entre el resultado electoral del pasado martes y los sondeos que dan, por primera vez, ventaja a Pablo Casado en unas posibles generales. Tira de calendario para frenar el ‘efecto Ayuso’: “No olvidemos que se va a votar antes en Madrid, municipales y autonómicas [mayo], que en toda España en unas generales [noviembre]. Quedan 32 meses de legislatura y el Gobierno está en lo importante, superar la pandemia y que la gente recupere su vida”.

Únicamente ha admitido “consecuencias”, sin precisar cuáles, pasada la resaca electoral. “Todas las elecciones tienen sus consecuencias, pero estas han estado íntimamente ligadas a un territorio y un momento determinados, eso es lo que ha ocurrido. Las cosas pueden cambiar”, ha rematado, en línea con la estrategia marcada por Ferraz en la última semana.

Desde el cuartel general socialista se ha procurado limitar el batacazo únicamente a Madrid, negando que sea extrapolable a toda España dada la singularidad de unos comicios adelantados por Ayuso y de una campaña extremadamente crispada, algo que chocaba con el perfil representado por Ángel Gabilondo.

Photo gallery Tenemos 343 fotos del 4-M, pero te hemos elegido las 7 mejores See Gallery