POLÍTICA
12/06/2019 19:02 CEST | Actualizado 12/06/2019 23:27 CEST

Pedro Sánchez ya tiene 1 voto (no socialista) para la investidura

El diputado José María Mazón, del Partido Regionalista de Cantabria, ha confirmado su apoyo a la reelección del presidente en funciones.

Agencia EFE

Un voto. El presidente en funciones y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, ya ha amarrado el primer voto de un diputado no socialista para su investidura. Y, en estos tiempos sin mayorías absolutas, cada voto cuenta. 

El PSOE y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) han cerrado este miércoles un acuerdo a dos bandas, que se firmará este jueves a las 10 horas en Santander. El diputado regionalista José María Mazón votará a favor de Sánchez en la investidura, mientras que los siete diputados socialistas en el Parlamento de Cantabria apoyarán la reelección de Miguel Ángel Revilla como presidente de la región.

Mazón ha sido el encargado de anunciar este acuerdo tras mantener una reunión con José Luis Ábalos, secretario de organización del PSOE y ministro de Fomento en funciones, en el Congreso de los Diputados dentro de la ronda de contactos que los socialistas han iniciado para buscar apoyos de cara a la investidura. 

“Como siempre hemos dicho, apoyaremos un gobierno progresista, con una agenda social y, como partido realista que somos, queremos una estabilidad económica”, ha asegurado Mazón.

Las principales reclamaciones del PRC para el pacto están relacionadas con las infraestructuras. Una de ellas es la puesta en marcha de una conexión ferroviaria entre Madrid y Santander en un tiempo de tres horas. El pacto incluye la fecha en la que estaría prevista esta infraestructura: el año 2024. Esta línea de tren servirá para el transporte tanto de viajeros como de mercancías.

176 votos necesarios en primera votación

La Constitución establece que el candidato a la investidura debe recibir el voto a favor de la mayoría absoluta en primera votación. Sánchez necesitaría 176 votos. En caso de no lograrlo, se realizaría una segunda votación pasadas 48 horas, en la que necesitaría mayoría simple (más síes que noes) para ser investido.

Si esto ocurriera, no sería la primera vez que un presidente del Gobierno es elegido en segunda vuelta. José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy ya fueron elegidos en segunda votación en 2008 y 2016, respectivamente. 

Tras este acuerdo, el líder de los socialistas cuenta actualmente con el voto a favor de 124 diputados. Una vez amarrado el apoyo de PRC, Sánchez confía en lograr también los de Unidas Podemos (42), PNV (6) y Compromís (1). Con estas formaciones, tendría 173 votos, a tres de la mayoría absoluta.

La investidura no resulta sencilla en este momento, ya que Sánchez podría necesitar más apoyos o más abstenciones para mantenerse en el Palacio de La Moncloa. Si estos 173 diputados votan a favor y los otros 173 votan en contra (excluidos los 4 diputados que están en prisión), se produciría un empate. La abstención de los diputados de ERC, EH Bildu, Coalición Canaria o Navarra + podría decantar la votación.

Photo gallery Las portadas de la victoria de Sánchez See Gallery