POLÍTICA
11/07/2019 16:55 CEST | Actualizado 11/07/2019 17:54 CEST

El desencuentro telefónico de Sánchez e Iglesias: se mantienen "inamovibles" en sus posiciones

El presidente quiere hablar primero de programas; el 'morado' lo rechaza e insiste en la coalición.

HuffPost Spain

A las cuatro de la tarde Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos) se han llamado por teléfono. El resultado: todo sigue igual, sin acuerdo para la investidura y con el principal escollo de la entrada de miembros ‘morados’ en el Consejo de Ministros.

Según fuentes de Podemos, Iglesias le ha insistido en la necesidad de llevar a cabo una negociación integral de un Gobierno de coalición (programa y equipos). En cambio, Sánchez, según ha revelado él mismo, le ha propuesto hablar primero de programa y luego de nombres, algo que ha rechazado su interlocutor.

Las fuentes cercanas a Iglesias añaden que el líder socialista sigue “inamovible en su posición”.“Sánchez no está dispuesto a negociar el programa de un Gobierno de coalición ni a compartir responsabilidades de Gobierno con Unidas Podemos proporcionales a sus votos”, revelan.

Desde Podemos informan de que Iglesias contactó con Sánchez con un mensaje después de escuchar la entrevista en Los Desayunos de TVE, en la que el presidente dijo que lo iba a llamar. “Acordaron hablar por teléfono a las 16 y ya lo han hecho”, explican las fuentes.

Iglesias, según su entorno, le ha “transmitido la necesidad de llevar a cabo una negociación integral de Gobierno de coalición -programa y equipos- sin líneas rojas ni vetos, y la absoluta disposición de Unidas Podemos para empezar de una vez a trabajar”. Pero, señalan desde Podemos, Sánchez se niega a ese Gobierno de coalición. “Inamovible”, subrayan.

Sánchez: “Seguiremos intentándolo”

Posteriormente, el presidente del Gobierno ha dado su versión de la llamada de teléfono y ha comentado que Iglesias ha rechazado la propuesta de negociar primero el programa político y después “la composición del Gobierno”.

“Debemos hablar de contenidos y conocer el grado de consenso”, ha señalado el líder socialista, añadiendo: “Lamentablemente ha rechazado la propuesta. Seguiremos intentándolo”. 

 Esta misma mañana Sánchez ha dicho en la entrevista en TVE que no quiere un Gobierno de coalición con miembros de Podemos al entender que hay fuertes discrepancias en temas de Estado, especialmente Cataluña.

Para el presidente en funciones, el futuro Ejecutivo debe estar cohesionado y que no haya problemas internos ante los grandes retos del país. De hecho, se ha preguntado qué haría el partido de Pablo Iglesias en el caso extremo de que hubiera que aplicar otra vez el 155.

El pleno de investidura arrancará el lunes 22 y la primera votación tendrá lugar al día siguiente. Es necesaria mayoría absoluta -al menos 176 de 350 diputados-. De fracasar, hay que ir a una segunda ronda 48 horas más tarde en la que vale la mayoría simple -más síes que noes-. Si tampoco se obtiene, se abre un periodo de dos meses para intentar otra investidura o habrá que ir a elecciones el 10 de noviembre.