¿Qué se sabe de la supuesta "pena de cárcel" por llevar la bandera LGTBI en el Mundial de Qatar?

En las últimas horas se han viralizado unas supuestas declaraciones del portavoz del Mundial.
|
Dos mujeres ondean una bandera LGTBI en una manifestación en Málaga, el 4 de junio de 2022.
Dos mujeres ondean una bandera LGTBI en una manifestación en Málaga, el 4 de junio de 2022.
Jesus Merida/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

En las últimas horas se ha viralizado en redes sociales unas supuestas declaraciones de un portavoz del Mundial de Qatar en las que se decía que “quien luzca la bandera LGBTI en la copa del mundo de fútbol será arrestado por siete u 11 años”.

“Estamos en un país islámico, se debe respetar nuestra religión, creencias y cultura”, se puede leer también en los distintos medios que han publicado el tema.

Sin embargo, desde la agencia de comunicación del Comité Supremo para la Entrega y el Legado (SC), encargado de organizar el Mundial de Fútbol de Qatar 2022, señalan a ElHuffPost que “la declaración atribuida a Nasser Al-Khater, presidente del SC, sobre la prohibición de lucir la bandera LGTBI y el arresto y penas de prisión para todo aquel que la enarbole durante el Mundial, es falsa”.

En Maldita Hemeroteca, web especializada en desmentir información falsa, también se recoge que “no hay rastro de declaraciones recientes de ningún portavoz del mundial anunciando detenciones de entre siete y once años por mostrar la bandera LGTBI”.

Un mundial con polémica

Desde que se anunció la elección de Catar como sede del Mundial, todo ha estado rodeado de polémica, desde la muerte de miles de personas migrantes en la construcción de los estadios, hasta el trato degradante que sufren las mujeres y el colectivo LGTBI en el país.

El mes pasado, Catar trató de minimizar la cuestión señalando que las personas LGTBI eran bienvenidas al Mundial, pero matizó: “Con respeto”. “Todos son bienvenidos en Doha, no le impedimos la entrada a nadie por tener un trasfondo diferente o creencias diferentes”, afirmó el emir catarí, el jeque Tamim Al Thani, en Berlín, ante la pregunta de un periodista sobre las parejas del mismo sexo que quisieran acudir al torneo. El emir enseguida remarcó que espera también que los aficionados “respeten nuestra cultura”.

El sistema judicial catarí se basa en la sharía o ley islámica, que considera la homosexualidad como falta grave. Los actos homosexuales se castigan con varios años de prisión en Catar, pese a ser considerado uno de los países islámicos más ‘moderados’.

Colectivos LGTBI ya solicitaron a la FIFA que el país del Golfo no organizara la competición futbolística cuando el director general del Mundial Qatar 2022 afirmó que las parejas del mismo sexo no debían sentirse “inseguras” en el campeonato, pero las ‘animó’ a evitar las muestras de afecto en público.

Otras personas han criticado la “hipocresía” de la FIFA, que estos días luce los colores arcoíres en su logo de Twitter, aparentemente ajena a lo que le sucede al colectivo LGTBI (entre otros) en el país donde se celebrará la Copa del Mundo en sólo unos meses.

Un espontáneo sobre el campo

Alemania se viste con la bandera LGTBI contra la UEFA y contra Hungría

Así han contestado la afición la prohibición de la UEFA de lucir la bandera LGTBI