NOTICIAS
12/05/2021 13:22 CEST | Actualizado 12/05/2021 13:27 CEST

Un empresario deja caer que el Pequeño Nicolás simuló una llamada con Sáenz de Santamaría

Afirma que interrumpió la comida para contestar con un: "Vicepresidenta" y asegura que sí se presentó como enlace entre Gobierno y Casa Real.

Europa Press via Getty Images
Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el Pequeño Nicolás, entrando en la Audiencia Provincial de Madrid

Continúa el juicio a Francisco Nicolás Gómez Iglesias, popularmente conocido como el Pequeño Nicolás, por la pieza separada del viaje a Ribadeo (Lugo) en 2014, en el que supuestamente se hizo pasar por un enlace entre el Gobierno y la Casa Real. Una acusación por la que se enfrenta a 7 años de cárcel y a una multa de unos 81.000 euros por delitos de usurpación de funciones públicas, falsedad en documento oficial y cohecho activo.

Este miércoles, el presidente de ALSA, Jorge Cosmen, ha contradicho la versión que el acusado argumentó en la primera jornada, alegando que lo que quería era “tirarse el pisto” y que no se había presentado con tal cargo. El empresario, en calidad de testigo, ha explicado que durante una comida que mantuvo con el Pequeño Nicolás, este “menciona el término ‘enlace entre Vicepresidencia y Casa Real’”. 

No obstante, lo más curioso de la declaración de Cosmen es un detalle de lo ocurrido durante esa comida, en la que deja caer que Gómez Iglesias habría simulado una supuesta llamada con la vicepresidenta del Gobierno en aquel momento, la popular Soraya Sáenz de Santamaría. 

Photo gallery La vida paralela de Francisco Nicolás See Gallery

″-Vicepresidenta...”

Jorge Cosmen ha relatado en la Audiencia Provincial de Madrid que en un momento de la comida, uno de los acompañantes de Francisco Nicolás Gómez se le acercó para comunicarle que tenía una llamada telefónica, por lo que el acusado interrumpió dicha comida para responder diciendo: “Vicepresidenta”. Según la declaración del empresario, el Pequeño Nicolás se habría marchado en este momento.

Precisamente, en la primera jornada del juicio se había hecho alusión a este supuesto acontecimiento. Uno de los dos policías investigados, Carlos Pérez, explicó el martes que el otro agente juzgado, Jorge González, se le acercó en un momento dado para que le diera el móvil a Gómez Iglesias, indicándole que tenía una llamada telefónica, sin concretar de quién. En cambio, González sostuvo que solo se aproximó al acusado para avisarle de que se estaba armando un “gran revuelo” en torno al restaurante porque se rumoreaba que había alguien de Casa Real.

Mucho ruido y pocas nuecesJorge Cosmen, presidente de ALSA y testigo en el juicio a Francisco Nicolás Gómez

El empresario ha calificado la visita del acusado como de , así como “rimbombante” o “sin sentido”. De hecho, Cosmen también ha dicho que toda aquella situación le pareció muy extraña y que precipitó que contactase con la Casa Real y con el Gobierno para comprobar la veracidad de tal enlace, cuestión que ha comentado que le desmintieron. El presidente de ALSA ha recordado que incluso llegó a enviar un mensaje mostrando su indignación: “Mucho ruido y pocas nueces”. 

El testigo ya había conocido a Francisco Nicolás Gómez días antes por mediación de “un amigo” -el mismo que le pidió que comiese con él el día de la visita-, pero no fue hasta aquella jornada en el Club Náutico de Ribadeo en la que descubrió que todo era falso. Por ese motivo dio “la voz de alarma”.

La conversación en la comida: del ébola a Obama

Interrogado sobre el contenido de la charla que tuvieron en el náutico, el presidente de ALSA ha comentado que fue “una conversación grandilocuente, muchas veces inconexa”. “No había hilo común”, ha afirmado el empresario de los temas que sacaba Gómez Iglesias, que iban desde la crisis del ébola, las políticas del Gobierno de Barack Obama en Oriente Próximo, las obras del Canal de Panamá o “el conflicto catalán”.

Photo gallery Encontronazo entre el Pequeño Nicolás y los CDR en Barcelona See Gallery