NUEVOS TIEMPOS

Pequeños gestos sostenibles para un gran Black Friday (porque hay que cuidar el planeta)

El Viernes Negro es el día más contaminante y Correos quiere ponerle solución.

El día de las compras —o la semana de las grandes compras— ya está aquí. El viernes es Black Friday y atractivos descuentos llenan nuestros ojos de chiribitas y la tentación es difícil de resistir. Son días de adelantar las compras de Navidad o de hacerte con ese producto por el que llevas un tiempo esperando que rebaje su precio.

Ahora bien, además de satisfacer nuestros impulsos consumistas y nuestro ego de buen comprador, tenemos que empezar a ser conscientes de que esta jornada es una de las más nocivas para el planeta: según un estudio de Greenpeace de 2019, durante esa jornada se emiten seis veces más emisiones de CO2 que en un día normal.

Correos quiere visibilizar esta realidad en plena campaña del Black Friday y concienciar sobre los pequeños y grandes gestos que podrían disminuir ese impacto negativo en nuestro planeta

Pequeños gestos...

Son los que puede hacer el consumidor decidido a aprovechar esas ofertas.

  • ¿De verdad lo necesitas de forma urgente? Muchas veces no somos conscientes pero el coste mediombiental de un transporte rápido es mucho mayor que el de un envió normal. “La diferencia entre el envío de un paquete urgente en un sólo vehículo y esperar a que ese medio de transporte esté completo supone un importante ahorro de emisiones, ya que permite reducir el número de rutas”, aseguran desde Correos con la puesta en marcha de su campaña No todo es urgente, cuidar el planeta sí. Por eso, estos días y durante todo el año, Correos ofrece en su web la posibilidad de escoger la opción de “Envío Responsable”.
  • Asegúrate de estar en casa cuando llegue el repartidor. Conseguir que la entrega se haga en un primer y único intento ahorra desplazamientos de transporte y emisiones.
  • Siempre que puedas, embalaje ecológico. Hay que apostar por empresas de reparto con una clara filosofía sostenible, que utilice embalajes y sobres hechos con materiales reciclados. En el caso de Correos, los sobres y embalajes de la Línea Bosques, además de estar fabricados con cartón reciclado, por cada compra se destinan unos céntimos a proyectos de reforestación y
    prevención de incendios en bosques españoles.

Grandes gestos...

El auge del comercio online ha puesto en marcha una complicada infraestructura de repartos y transportes que, inevitablemente, supone un aumento de emisiones. Su reducción pasa por la optimización de la rutas de reparto, además de la incorporación de flotas de vehículos sostenibles.

  • Planificación. Correos, la compañía líder en el envío de paquetería, lleva años diseñando una estudiada estrategia para reducir las emisiones de sus transportes para minimizar al máximo el impacto en el entorno. “La utilización de algoritmos para la planificación y optimización de rutas permite mejoras de eficiencia, ahorros de tiempo y de costes (combustible/energía), mejoras en la gestión del tráfico urbano para evitar retrasos innecesarios, reducción de los kilómetros recorridos y, en consecuencia, de las emisiones asociadas y mejoras en la calidad del aire, especialmente en entornos urbanos”, explican.
  • Flota sostenible. Además, en los próximos años tienen el compromiso de que más del 95% de las nuevas rutas de transporte terrestre sean ECO. Antes de final de año, Correos contará con un total de cerca de 1.900 vehículos ecológicos (cerca de 1.600 vehículos eléctricos y más de 300 híbridos), lo que la convierte en una de las mayores flotas eléctricas y de “cero emisiones” del sector de la distribución en España.
  • Última milla. Y, por supuesto, no olvidemos que cuenta con uno de los medios de entrega más ecológicos: 33.000 carteras y carteros —más de 6.000 son servicios
    rurales— encargados de completar la entrega de última milla —el último trayecto que se realiza para la entrega final— y apoyados por la capilaridad de su red de 2.370 oficinas.