El precio de informar en 2021: casi medio millar de periodistas encarcelados, 46 asesinados y 65 secuestrados

El balance anual de Reporteros Sin Fronteras recoge un triste récord histórico de profesionales encarcelados solo por hacer su trabajo.
Activistas prodemocracia protestan por el encarcelamiento de la periodista Zhang Zhan, en Hong Kong.
Activistas prodemocracia protestan por el encarcelamiento de la periodista Zhang Zhan, en Hong Kong.
Vernon Yuen/NurPhoto via Getty Images

La organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha hecho público su balance anual correspondiente al 2021. Como cada año, las cuentas han demostrado cuál es el caro precio de informar en algunos países donde la libertad de expresión es más que cuestionable. 488 periodistas encarcelados, 46 asesinados y 68 secuestrados en algún lugar del mundo solo por hacer su trabajo.

La cifra de profesionales de la información en prisión ha batido el récord de todos los informes que RSF ha venido publicando desde 1995, un 20% más que el año anterior. En la otra cara de la moneda, el número de periodistas muertos es el más bajo registrado hasta el momento.

Respecto a las zonas más duras para informar, México lidera el ranking de país más peligroso para los periodistas por tercer año consecutivo, mientras que China sigue conformando la mayor cárcel del mundo para los profesionales de la comunicación. El 65% de los periodistas asesinados fueron señalados y posteriormente eliminados. México y Afganistán repiten como los países más peligrosos, con siete y seis asesinados, respectivamente. India y Yemen comparten el funesto bronce, con cuatro periodistas asesinados cada uno.

RSF también ha señalado que la violencia no se da solo en Asia, Centroamérica o Sudamérica. Está en la cocina de Europa. Tres de cada cinco periodistas asesinados han muerto en países que no están oficialmente en guerra y se han destacado dos casos en la Unión Europea: el griego Giorgos Karaivaz, que investigaba sobre la corrupción policial en su país, y el holandés Peter R. de Vries, especialista en el crimen organizado.

Tres países, tres regímenes dictatoriales

Desde el organismo han puesto el foco en tres países para explicar este aumento de los periodistas en prisión. Birmania, donde la Junta Militar retomó el poder el 1 de febrero de este año; Bielorrusia, sumida en la represión tras la cuestionada reelección del presidente Lukashenko, en agosto de 2020; y la China de Xi Jinping, que ha intensificado su control sobre la Región Administrativa de Hong Kong.

“Es un reflejo del impulso dictatorial en el mundo, de una acumulación de crisis y de la ausencia de cualquier escrúpulo por parte de esos regímenes”

- Christophe Deloire, secretario general de RSF

“Estos datos extremadamente elevados de periodistas encarcelados arbitrariamente derivan de tres regímenes dictatoriales”, ha valorado el secretario general de RSF, Christophe Deloire. “Es un reflejo del impulso dictatorial en el mundo, de una acumulación de crisis y de la ausencia de cualquier escrúpulo por parte de esos regímenes” ha añadido para precisar que “tal vez sean también fruto de un nuevo marco geopolítico de relaciones de fuerza, en el cual los regímenes autoritarios no sufren suficientes presiones para limitar su represión”.