ECONOMÍA
24/06/2021 09:22 CEST | Actualizado 24/06/2021 09:24 CEST

El PIB cayó un 0,4% desde marzo, lastrado por la tercera ola de la pandemia

La contracción del primer trimestre de 2021 es una décima menor de lo esperado.

Clara Margais/Picture Alliance via Getty Images
La terraza de un establecimiento hostelero en el puerto de Palma de Mallorca

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado que la economía española recayó en el primer trimestre de 2021, frente al último de 2020 en el que se mantuvo estancada, si bien ha rebajado al 0,4% la contracción, una décima menos de lo avanzado en abril.

La tercera ola de la covid-19, unida a la tormenta Filomena en el centro peninsular, fue la responsable de una recaída que contrajo el consumo de los hogares (0,6%), así como la inversión destinada a vivienda y construcción (3,2%), en tanto que la inversión empresarial logró mantenerse en positivo (1,5%).

Durante el primer trimestre del año, el consumo de los hogares retrocedió un 0,6%, frente al estancamiento que experimentó el trimestre anterior, y el gasto público se contrajo un 0,1%. La inversión, por su parte, cayó un 0,8%, en contraste con el avance del 1% del último trimestre de 2020.

En tasa interanual, el PIB descendió en el primer trimestre a un ritmo mucho menor de lo que lo hizo en el cuarto trimestre de 2020. Así, la economía española se contrajo un 4,2% interanual en el periodo de enero a marzo (-4,3% en los datos avanzados), frente a la caída del 8,9% experimentada en el trimestre anterior. 

Con esta contracción interanual del 4,2% se acumulan ya cinco trimestres consecutivos de tasas interanuales negativas, aunque ésta es la más moderada de dicho periodo.

NUEVOS TIEMPOS