02/12/2019 16:48 CET | Actualizado 05/12/2019 10:14 CET

Por qué deberías probar el pilates si tienes un trabajo de oficina

Tu espalda lo agradecerá.

Si pasas más de ocho horas sentado en la oficina es posible que tu espalda y tu postura corporal se hayan resentido. Además de intentar no pasar más de media hora sin moverse de la silla, hay un deporte que se ha posicionado como el santo grial para ayudar a solucionar los problemas derivados de este estilo de vida: el pilates.

Esta disciplina ha ido ganando adeptos gracias a la combinación de ejercicios que tonifican el cuerpo con otros que ayudan a desconectar, como los de respiración.

Desde la marca de bebidas ecológicas Honest apuestan por impulsar un estilo de vida slow-life.  Su filosofía es invitarnos a no dejarnos llevar por las presiones y la acelerada rutina de el día a día y dedicar tiempo a nosotros mismos y a lo que nos sienta bien. 

Honest quiere invitarte a prestar atención a lo que estás haciendo en cada momento, poniendo los cinco sentidos en cada actividad. Dejar el móvil en la mochila y no pensar en nada más. 

El pilates puede ser uno de estos oasis de paz en el medio del día, así que te proponemos algunas posturas que puedes hacer sin ser un experto e incluso sin salir de casa.  

Para calentar es imprescindible colocarse en quadrupedia, como aparece en la imagen. Esta posición es el punto de partida para hacer ejercicios de extremidades como el de superman, es decir, estirar pierna y brazo contrarios al mismo tiempo.  

Esta posición te ayudará a estirar y relajar los músculos de la espalda. Mantén las piernas rectas e intenta alcanzar los dedos de los pies mientras flexionas el cuerpo utilizando la fuerza abdominal. 

Este ejercicio estático de la plancha, habitual tanto el pilates como en yoga, es clave para fortalecer la zona abdominal. Consiste en mantener la postura con el cuerpo extendido y recto, paralelo al cuerpo y apoyado en los antebrazos. 

Es una posición similar a la del puente. El único cambio es que en lugar de tener las piernas flexionadas, el cuerpo se mantiene totalmente estirado durante unos segundos.