NOTICIAS
30/01/2019 17:52 CET | Actualizado 30/01/2019 17:52 CET

Plaga de hormigas y ausencia de todo tipo de material: así viven los ancianos de esta residencia en Madrid

"Hemos llegado algunos días para cenar con mi madre y estaba sentada en un sillón totalmente meada, incluso el sillón estaba empapado".

MAPS
Residencia de la Fundación Reina Sofía Alzheimer

Las trabajadoras de la Residencia de la Fundación Reina Sofía Alzheimer de Madrid llevan más de un año denunciando las condiciones en las que se encuentran los ancianos internos y los que acuden durante el día al centro. No tienen esponjas, toallas, jabón o guantes. Las puertas de emergencia están cerradas y atadas con sábanas, no hay sustituciones de personal y llevan más de un año con una plaga de hormigas.

Allí viven 156 ancianos y otros 40 acuden al centro de día, según informa la Cadena SER. Se trata de un centro público gestionado por la empresa Clece cuyas trabajadoras han llevado la falta de medios a los juzgados de Plaza de Castilla, aunque no han recibido respuesta.

Familiares y personal han relatado a la cadena ser que hay "mucha carencia de todo" y que han puesto varias reclamaciones. "Hemos llegado algunos días para cenar con mi madre y estaba sentada en un sillón totalmente meada, incluso el sillón estaba empapado", ha contado a la cadena un familiar al que contestaron que su madre tomaba demasiado líquido y "no podían estar cambiándola todo el rato".

Las puertas de emergencia permanecen cerradas —lo cual es ilegal—, no hay toallas suficientes, "hay días que sólo hay pañales para 18 abuelos" y las trabajadoras han llegado al punto de esconder material para poder usarlo en otro turno. Están "desesperadas" y convencidas de que alguien avisa a la dirección cuando va a ir la inspectora, "porque ese día hay de todo y curiosamente las puertas de emergencias dejan de estar atadas".

ESPACIO ECO