Las líneas maestras del plan de contingencia energética que el Gobierno tiene a punto

Podría aprobarse este martes en el Consejo de Ministros o incluso en una convocatoria extraordinaria para cumplir con la UE.
Teresa Ribera, desde La Moncloa
Teresa Ribera, desde La Moncloa
Europa Press News via Getty Images

Teresa Ribera lo adelantó al presentar las medidas de ahorro energético de ‘urgencia’ el primer día de agosto: a la vuelta del verano, el Gobierno presentaría un plan más amplio, de contingencia energética. “Es un paquete potente pero necesita ser completado con el marco que presentaremos en septiembre”, decía entonces la titular de energía y ahora, a finales de septiembre, sus palabras están a punto de cumplirse. El Ejecutivo ultima los detalles de su particular propuesta para limitar el consumo de energía.

Según adelanta EFE, podría aprobarse este martes en el Consejo de Ministros, para cumplir con el plazo acordado con la UE para enviar el texto. Su redacción ha corrido a cargo de la propia ministra para la Transición Ecológica y vicepresidenta tercera del Gobierno. No obstante, la misma agencia deja en el aire otra opción, un posible Consejo de Ministros extraordinario entre semana para dar luz verde al plan si no estuviera listo este martes.

De lo conocido hasta ahora, se sabe que incluirá una revisión técnica del reglamento de alumbrado exterior de cara a las Navidades, pero sin establecer normas, sino recomendaciones.

Del mismo modo, prosigue EFE, se contempla incluir nueva información explicativa en la factura de la luz, como el hecho de recoger el consumo medio registrado en el mismo código postal, una novedad con la que se pretende incentivar el ahorro mediante la comparación con los consumidores vecinos. Comprender mejor la factura y, especialmente, la utilidad de la excepción ibérica, es una idea relevante para Teresa Ribera, que ha venido destacando la importancia de este tope al precio del gas para abaratar el precio de la electricidad en España.

Para diseñar esta estrategia, Ribera ha mantenido numerosas reuniones durante el último mes con los principales agentes sectoriales, sociales, políticos y de la sociedad civil. Concretamente, ha celebrado encuentros con compañías como Enagás, Redeia, Naturgy, Iberdrola y Endesa, así como asociaciones del sector energético, electrointensivo, comercio y turismo, y hasta en dos ocasiones con los diferentes grupos parlamentarios.

Además de estas medidas, a nivel comunitario Bruselas prepara nuevas actuaciones para combatir los elevados precios de la energía que se terminarán de definir en el Consejo extraordinario de ministros de Energía que se celebrará el próximo viernes.

Entre ellas, se plantea reducir el consumo de energía en horas punta, limitar la retribución de las renovables y la nuclear y establecer un impuesto sobre los beneficios extraordinarios de las compañías energéticas, además de una reforma del mercado energético a más largo plazo para desvincular la generación a partir del gas de las renovables.