POLÍTICA
26/02/2021 07:30 CET | Actualizado 26/02/2021 09:21 CET

Podemos tilda de "vergüenza" la declaración voluntaria de Juan Carlos I

"La pregunta no debería ser por qué nosotros no aplaudimos ciertas cosas, sino por qué aplauden los demás", escribe Iglesias.

Carlos Alvarez / Getty Images
Juan Carlos I, en el 250 aniversario de la inauguración del Real Colegio de Artillería, en el Alcázar de Segovia, en 2014.

El diputado de Unidas Podemos y secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, ha tildado de “vergüenza” que el rey emérito Juan Carlos I haya realizado una segunda regularización fiscal por rentas no declaradas y ha subrayado que “en cualquier otro caso” se hubiera abierto una investigación por delito fiscal.

“Una vergüenza que el Emérito siga pagando ‘voluntariamente’ a Hacienda millones que debió declarar hace años”, ha apuntado Pisarello en su cuenta de Twitter.

En este sentido, ha opinado que la Fiscalía o Hacienda hubiera abierto ya una investigación y piensa que en España “se está consintiendo burdamente su impunidad”.

Juan Carlos ha abonado más de cuatro millones a la Agencia Tributaria en esta nueva declaración voluntaria por ocho millones de euros pagados por la Fundación Zagatka, propiedad de Álvaro de Orleans, con los que se abonaron gastos del rey emérito, especialmente viajes en aviones privados, según han adelantado El País.

El líder de la formación morada y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, también ha reaccionado a la noticia en Twitter. “La pregunta no debería ser por qué nosotros no aplaudimos ciertas cosas, sino por qué aplauden los demás”, ha enfatizado.

Dista su reacción de la de la vicepresidenta socialista Carmen Calvo, quien en declaraciones a Cana Sur Radio ha dicho este viernes que la información sobre la regularización con Hacienda es de índole estricto entre la Agencia Tributaria y el afectado. Por tanto, no tiene más que valorar. El nuevo pago, abunda, es el ejemplo de un país que funciona. “No deja de ser un ciudadano que debe rendir cuentas ante Hacienda”, concluye. 

Justo hace dos días, en el 40º aniversario del intento de golpe de estado del 23-F, Iglesias afirmaba que la ausencia del emérito, cuyo papel para frenar aquel intento de asonada fue troncal, que “hay muchos ciudadanos a los que les llama la atención que en este país se pueda ir a la cárcel por escribir un tuit o una canción mientras el anterior jefe del estado está huido en Emiratos”.

Eso genera, lamentó, “una situación de alarma” y “ocultarlo o quitarle hierro es un error”. “Los que estamos comprometidos con las instituciones y la democracia tenemos que señalar las cosas que se deben mejorar, en este país hay un debate sobre la libertad de expresión, no puede ser que alguien vaya a la cárcel por cantar, por escribir letras, o hacer tuits, ha ocurrido ya demasiadas veces en nuestro país, mientras que el anterior jefe del estado está en Abu Dhabi, cuando hay un verdadero escándalo social frente a presuntas actividades ilícitas”. “Esto no es así porque lo diga yo, es un clamor social”, concluyó.

El ministro de Consumo por Izquierda Unida, Alberto Garzón, también ha cargado contra el padre de Felipe VI. “Llama la atención la de sorpresas que nos llevamos cada mes con los oscuros -y se ve que también ilegales- movimientos financieros realizados desde la institución que debiera ser la más fiscalizada de toda la democracia, por ser la más protegida y privilegiada: la monarquía”, ha escrito en Twitter.

“La facilidad con la que se habla de millones y millones de euros que se mueven, ocultan y después salen milagrosamente a la luz es también sorprendente. Quizás durante años se aplaudió tanto y de manera tan cortesana que luego sólo había ceguera voluntaria ante lo que sucedía”, abunda.

Photo gallery El rey Juan Carlos muerto de risa See Gallery