Llega a España la polémica serie infantil 'Juan Pilila'

El hombre con el pene más largo del mundo no ha dejado a nadie indiferente en Dinamarca.
El protagonista de 'Juan Pilila'.
DR
El protagonista de 'Juan Pilila'.

De los creadores de “padres preocupados por si sus hijos ven El juego del calamarllega a Filmin Juan Pilila. La plataforma estrena en España el próximo 5 de noviembre la serie de animación infantil que más controversia ha causado en Dinamarca.

Érase una vez John Dillermand (su nombre original), un hombre que vive con su abuela y viste un bañador de rayas blancas y rojas a lo Wally, pero con un problema diferente al de que nadie te encuentre: el de llamar demasiado la atención por sus atributos.

Con John Dillermand y su pene, el más largo del mundo, sus creadores han querido subrayar “la naciente curiosidad de los niños por el cuerpo y los órganos sexuales, así como la vergüenza y el placer del cuerpo”, explicó a EFE Morten Skov Hansen, jefe de Ramasjang, el canal infantil de la televisión pública DR. Ante la creciente polémica, Hansen defendió que se trata de “un pene astuto, animado y a rayas que forma parte de un universo mágico”.

Una imagen de la serie danesa 'Juan Pilila'.
YouTube
Una imagen de la serie danesa 'Juan Pilila'.

Consciente de la longitud de su miembro, que siempre le mete en problemas cuando pierde su control, John se vale de él en su día a día para montar en bici o sacar al perro, y también para otras actividades más extraordinarias, como ir al zoo, domar leones o pasear en globo. Peripecias que se muestran en capítulos de cinco minutos dirigidos a un público de entre 4 y 8 años.

La serie de animación en stop motion recibió un aluvión de críticas:

1. Las redes la tacharon de “repugnante” y “poco apropiada” para niños y de “no responder” al servicio público de la cadena”. Además, se insistió en la imagen estereotipada de un hombre dominado por su pene.

2. El diputado ultraconservador Morten Messerschmidt la calificó como “repudiable”.

3. La reconocida escritora Anne Lise Marstrand-Jørgensen se refirió a ella en una entrevista a nivel nacional: “Los hombres no tienen control sobre su propio pene. ¿De verdad ese es el mensaje que queremos enviar a nuestros niños, en medio de una enorme ola de #MeToo?”.

Para acabar con tanto ruido, los creadores revelaron que habían realizado la ficción con ayuda de psicólogos infantiles para que sea una experiencia pedagógica.