La Policía británica abre una investigación por el ‘Partygate’ de Boris Johnson

Boris Johnson cree que la investigación ayudará a aportar "claridad" a este asunto.
|
Boris Johnson saliendo de Downing Street.
Boris Johnson saliendo de Downing Street.
TOLGA AKMEN via Getty Images

Scotland Yard investiga “varios eventos” en Downing Street durante la pandemia con relación a una “potencial posible violación de las regulaciones por covid-19″. Lo ha confirmado este martes la comisaria jefa de este cuerpo policial, Cressida Dick.

En una comparecencia ante la Asamblea de Londres –organismo de supervisión de las actividades del alcalde de Londres–, Dick ha indicado que comprendía la “profunda preocupación ciudadana” ante las noticias surgidas en las últimas semanas que apuntan a que miembros del Gobierno realizaron actividades que estaban prohibidas en los confinamientos.

“Puedo confirmar que la Policía Metropolitana de Londres (también conocida como Scotland Yard) investigará ahora varios eventos que ocurrieron en Downing Street en los últimos dos años en relación con una potencial violación de las regulaciones por covid-19”, ha precisado la comisaria.

La policía ha puntualizado que el hecho de que la Met vaya ahora a investigar “no quiere decir, por supuesto, que se vaya a multar necesariamente en todos los casos y todas las personas involucradas”.

Dick ha adelantado asimismo que desde la Policía no harán comentarios durante el transcurso de su investigación aunque sí informará cuando haya “puntos significativos”.

Johnson ve bien esta investigación

Boris Johnson ha acogido con satisfacción la decisión de la Policía Metropolitana de iniciar esta investigación: “Creo que esto ayudará a darle al público la claridad que necesita este asunto”.

“Pero quiero asegurarle al país que tanto yo como todo el gobierno estamos enfocados al 100% en abordar las prioridades de la gente”, ha dicho el premier.

“Sin favoritismos”

La comisaria ha admitido además que hay “otros varios eventos que ocurrieron en Downing Sreet y Whitehall -oficinas gubernamentales- que también han sido evaluados, pero se pensó que no alcanzan el umbral para ser tenidos en cuenta en una investigación criminal”.

En su comparecencia ante el llamado comité para la policía y el crimen de la Asamblea de Londres, Dick destacó que el cuerpo policial ejerce su labor “sin miedo ni favoritismos. Hacemos nuestra tarea de manera imparcial y de manera independiente”.

“La mayoría de los ciudadanos han actuado de manera responsable durante la pandemia; muchas, muchas personas, incluyendo muchos londinenses, y mis colegas en la policía, hemos realizado enormes sacrificios y muchos han sufrido pérdidas considerables durante la pandemia”, ha subrayado.

El alcalde de Londres ha celebrado en sus redes sociales que Scotland Yard esté investigando las fiestas en Downing Street. “Nadie está por encima de la ley, no puede ser que haya una norma para el gobierno y otra para el resto de la gente”, ha tuiteado.

Crece la presión para que Johnson dimita

El cerco sobre el primer ministro se estrecha cada vez más. Acorralado por las críticas, vertidas incluso desde las filas del Partido Conservador, puede enfrentarse a un abanico de escenarios que van desde la moción de censura hasta la dimisión.

Las reglas de los tories estipulan que puede activarse la moción si el 15 por ciento de los parlamentarios del partido así lo quieren. El número crucial ahora es 54, puesto que actualmente hay 360 diputados conservadores, después de que la formación retirara a la parlamentaria Anne Marie Morris por votar contra el Gobierno.

Si se acuerda una moción de censura, Johnson tendría que obtener el apoyo de al menos la mitad de sus diputados, 180, para permanecer al frente del Ejecutivo. En este caso, el premier no podría volver a someterse a este mecanismo en un año.

Sin embargo, no son solo los parlamentarios los que quieren la dimisión de Johnson. Según una encuesta publicada por YouGov el 62% de los ciudadanos británicos creen que el actual primer ministro tendría que dimitir. Hace solo dos semanas el porcentaje que pedía su dimisión era del 56%.

A la espera de la publicación del informe interno

Actualmente hay una pesquisa interna en curso sobres esos actos sociales -que supuestamente contravinieron las reglas- en Downing Street y Whitehall a cargo de la alta funcionaria británica Sue Gray, quien, según confirmó hoy un portavoz de la Oficina del Gabinete, continuará con sus indagaciones pese al anuncio hecho por Scotland Yard.

“La investigación que lleva a cabo Sue Gray continuará. Hay un continuo contacto con la Policía Metropolitana”, ha asegurado la fuente oficial del Gobierno.

Sin embargo, la publicación de ese informe –que estaba prevista para esta semana– se retrasará, según fuentes del Gobierno.

El anuncio de la policía tensa aún más la delicada posición política del primer ministro, Boris Johnson, después de que ayer el canal británico ITV destapara que él mismo celebró su propia fiesta de cumpleaños en Downing Street el 19 de junio de 2020, en pleno confinamiento. Según ese canal, a ese festejo “sorpresa” acudieron unas 30 personas.

Boris Johnson es “un gran líder”

El líder de la Cámara de los Comunes, Jacob Rees-Mog ha defendido a Boris Johnson justo después de conocerse la noticia de la investigación: “El liderazgo de Johnson ha sido tan brillante que nos ha ayudado a superar este periodo increíblemente difícil”. “Me siento honrado de estar bajo su liderazgo”, ha añadido el diputado.

Las cosas de Boris Johnson