Por qué era conocida Mónica Bardem antes de verla en 'Masterchef'

La hermana mayor de Javier Bardem fue una de las aspirantes a entrar en la nueva edición del programa de La 1.

Al final no pudo ser. Mónica Bardem, la hija mayor de Pilar Bardem y el miembro más desconocido del clan, no ha conseguido el pase para ganar MasterChef 8.

Mónica fue una de las sorpresas del casting de selección con el que empezó esta temporada del talent show. Ante Samantha Vallejo-Nájera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz, el jurado del programa, ella se presentó como tabernera y actriz, e hija de Pilar Bardem.

Como miembro de una de las familias más populares del cine de nuestro país, Mónica ha estado vinculada, de forma circunstancial, al mundo de la interpretación y llegó a participar con pequeños papeles en diez películas. Pero su verdadera faceta profesional la ha desarrollado en el mundo de la hostelería y los fogones.

La hermana de Javier y Carlos Bardem regentó durante años la taberna La Bardemcilla -de la que sus hermanos eran socios-, el que fuera uno de los locales más populares del barrio de Huertas en Madrid. La taberna, además de ser punto de encuentro de caras conocidas del mundo de la cultura, era famoso por sus croquetas.

La receta de esas croquetas aparece en el libro de cuentos que Mónica publicó en 1999 Pimientos rojos rellenos, en el que vinculaba sus vivencias y recuerdos de familia con las elaboraciones, sabores y aromas que habían marcado ese momento.

En 2013, el negocio presentó un ERE y cerró sus puertas. Los once trabajadores de La Bardemcilla fueron despedidos y la polémica planeó sobre los miembros del clan por haber aplicado la reforma laboral que tanto habían criticado.