INTERNACIONAL
26/03/2021 06:25 CET | Actualizado 26/03/2021 16:26 CET

Por qué es importante el bloqueo del Canal de Suez para el comercio global

Más de 150 barcos continúan atascados, lo que amenaza con encarecer el tráfico marítimo y los productos importados desde Asia.

Desde el martes, el buque portacontenedores Ever Given, de 220.000 toneladas y 400 metros de eslora, bloquea el Canal de Suez, una de las principales arterias marítimas del comercio mundial. Mientras, más de 150 barcos continúan atascados, lo que complica el comercio mundial y amenaza con encarecer el tráfico marítimo y los productos importados desde Asia.  

La Autoridad del Canal ha anunciado este jueves la suspensión “de manera temporal” del tráfico a través de esta estratégica vía de navegación, que conecta el mar Rojo con el Mediterráneo, hasta que consiga reflotar la embarcación, lo que podría llevar días, e incluso semanas. 

El carguero, con bandera panameña y de propiedad japonesa, va repleto de contenedores y quedó varado en el estrecho que divide África continental de la Península de Sinaí debido a los fuertes vientos con arena del desierto y a la poca visibilidad.  

Este bloqueo amenaza con lastrar las cadenas de suministros del comercio global. Mientras, dos de las mayores navieras de transporte de contenedores del mundo, la danesa Moller-Maersk y la alemana Hapag-Lloyd, estudian desviar sus barcos a través de la ruta africana para evitar el cuello de botella.

Consecuencias para la economía mundial

En la actualidad, en torno al 12% del comercio marítimo global pasa a través del canal, así como el 25% de los contenedores. Muchas de las embarcaciones que lo atraviesan son buques petroleros, aunque en ocasiones tienen que descargar el crudo y canalizarlo a través de un oleoducto.

Por el canal pasa la mayor parte del petróleo que procede del Golfo Pérsico con destino a Europa, así como el crudo de Rusia que se dirige a la India, China u otros países asiáticos. En menor medida, también es una vía de transporte entre la costa este de Estados Unidos y Asia.

Las consecuencias de este incidente repercutirán directamente tanto en España, donde la mayor parte del consumo diario proviene del mercado asiático, como en el resto del mundo. Por la vía pueden llegar a pasar 60 embarcaciones diarias, transportando más de tres millones de toneladas en combustible, mercancías y alimentos. 

El tráfico marítimo diario a través del Canal de Suez tiene un valor de más de 8.000 millones de euros, según una primera estimación elaborada por Lloyd’s List Intelligence que recoge El País.

Según esta empresa, especializada en información sobre comercio marítimo, el tráfico hacia occidente tiene un valor de 5.100 millones de dólares diarios, mientras que el tráfico en sentido opuesto mueve unos 4.500 millones. La empresa ya anticipa que los retrasos tendrán un valor “significativo”.

El nuevo Canal de Suez

Las autoridades egipcias inauguraron el denominado Nuevo Canal de Suez en agosto de 2015. Este suponía una ampliación del ya existente en un tramo de 37 kilómetros y la construcción de uno paralelo de 35 kilómetros de longitud (del total de 195 kilómetros) para permitir el paso de barcos de más calado y con más tonelaje.

Las dos vías paralelas se sitúan en el tramo norte del canal, entre el Mar Mediterráno y el Gran Lago, mientras que el buque Ever Given se quedó atrapado en el tramo sur, a la altura del kilómetro 151, por lo que no hay un paso alternativo y el acceso desde el mar Rojo está completamente bloqueado.

Los dos principales puertos y centros logísticos se encuentran en Suez (sur) y en Port Said, en la ribera mediterránea, donde los barcos atracan y esperan su turno para pasar por el canal en una de las dos direcciones, aunque el tiempo de espera se ha reducido notablemente desde 2015.

Misión: desbloquear el Canal

Una decena de remolcadores, numerosos operarios y expertos trabajan contra reloj para desbloquear el Canal de Suez. Por ahora, los expertos señalan tres formas para lograr reflotar la embarcación: dragar, remolcar y aligerar el peso de la carga.

Sin embargo, las medidas podrían llevar “días o semanas, dependiendo de lo que se encuentre”, ha explicado este miércoles Peter Berdowski, director ejecutivo de Boskalis, cuya empresa filial SMIT Salvage trabaja para liberar el barco. El barco “es un peso enorme en la arena”, ha añadido, por lo que “con el peso que tiene ahora es imposible de mover”.  

Cuanto más tiempo permanezca cerrado el canal, mayor será la cola de buques que esperan poder cruzarlo, creando retrasos adicionales incluso cuando se reanude el tráfico. 

Photo gallery Barcos varados alrededor del mundo See Gallery

NUEVOS TIEMPOS