Por qué Estados Unidos ha enloquecido con 'Tiger King', el éxito de Netflix del que habla hasta Trump

Las redes sociales se han llenado de memes, pero detrás hay mucho más.
Joe Exotic en una imagen promocional de 'Tiger King'.
Joe Exotic en una imagen promocional de 'Tiger King'.

Es probable que en los últimos días hayas visto infinidad de memes con la foto de un hombre rubio, con corte de pelo sesentero, bigote y chaquetas extravagantes. Es Joe Exotic, uno de los protagonistas de Tiger King, la serie de documental de Netflix que se ha convertido en un fenómeno en redes sociales y que lleva semanas entre lo más visto de la plataforma en Estados Unidos. Allí el éxito es tal que hasta se ha colado en las ruedas de prensa de Donald Trump.

La serie, que se estrenó el 20 de marzo en todo el mundo, gira en torno al conflicto entre dos de sus protagonistas: Joe Exotic, propietario de un zoo privado en Oklahoma, y Carole Baskin, dueña del santuario de animales Big Cat Rescue. Ahora mismo él cumple una condena de 22 años de cárcel desde enero de 2020 por montar un complot para asesinar a Baskin, por abuso animal y otros delitos.

Carole Baskin en un momento del documental.
Carole Baskin en un momento del documental.

Pero el documental, dividido en siete capítulos y un episodio especial, no es un documental sobre crimen al uso igual que otros éxitos de la plataforma como Making a Murderer. Es más, si nos ceñimos a lo que se ha escrito sobre él en redes sociales, incluso se podría pensar que es una comedia, un retrato de un grupo de frikis en medio de la América profunda a los que observar ojipláticos desde la tranquilidad del sofá. Una sucesión de escenas grotescas y surrealistas.

La realidad es que Joe Exotic traficaba con animales, pero muchos espectadores se han quedado con la parte cómica, extravagante y psicópata de su personaje por la forma en la que está rodado el documental. Hasta el punto de que la rapera Cardi B compartió un tuit en el que confesaba que estaba a punto de lanzar un GoFundMe para recaudar fondos para sacarlo de la cárcel.

Por su parte Donald Trump, en medio de la pandemia por coronavirus que ya se ha cobrado la vida de más de 30.000 personas en Estados Unidos, aseguró en rueda de prensa que revisaría la sentencia.

John Finlay, uno de los ex de Joe Exotic, durante el documental y en la actualidad.
John Finlay, uno de los ex de Joe Exotic, durante el documental y en la actualidad.

La polémica y la oportunidad perdida

Juntar a un grupo de paletos de la América profunda rodeados de tigres, saboteándose y produciendo música country era ya un meme en sí mismo. El problema es que el documental se haya quedado ahí y no haya ido más allá del humor y la explotación de los personajes, como señalan algunos expertos en televisión y también algunos espectadores.

En Tiger King los abusos animales son claros, pero quedan eclipsados por las bromas.

El documental muestra una realidad desconocida para muchos: los zoos privados que se esparcen por Estados Unidos. Después de su estreno, algunas personas que han tratado con Joe Exotic han hablado para retratarlo como un psicópata sin escrúpulos. Entre ellas, su sobrina, que ha confesado que su tío congelaba cachorros muertos para vender.

Y si Joe Exotic es la estrella del espectáculo, Carole Baskin es su némesis perfecta. Ridiculizada por sus estilismos, Tiger King deja caer que asesinó a su primer marido. Ahora Baskin ha acusado a los directores del documental de mentir y de manipular la realidad. La polémica está servida, pero lo que no se debate es la bajeza moral de los protagonistas.

Más allá de si Donald Trump indulta a Joe Exotic la pregunta es si todo vale a la hora de hacer entretenimiento.

Cómo pasarían estos seis personajes épicos de las series españolas el confinamiento