Por qué hay tantos colchones abandonados en la calle

Más de 17.000 se dejaron en Madrid entre los meses de marzo y junio.

Los colchones invaden últimamente las calles, especialmente las de Madrid. Imágenes como éstas se están convirtiendo en demasiado habituales en la capital y en Twitter las denuncias están a la orden del día.

El abandono de estos elementos de descanso empezó en el mes de marzo y no ha parado desde entonces. Más de 17.000 colchones se dejaron en las calles de Madrid entre el 1 de marzo y el 9 de junio, según datos del Área de Medio Ambiente y Movilidad. Esto se traduce en casi 200 abandonos diarios.

El porqué de este cambio en el paisaje urbano tiene una relación directa con el confinamiento por el coronavirus, que se convirtió en el escenario perfecto para la renovación dentro del hogar. Eso llevó directamente a nuevos colchones, canapés y somieres.

Aunque no hay cifras globales, sí las hay de establecimientos concretos y todos, independientemente de si son físicos u online, coinciden en que el estado de alarma disparó las ventas. ”Con respecto al mismo mes del año anterior, las hemos multiplicado por cuatro”, contaba recientemente en una entrevista el dueño de la tienda Trazos Descanso en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra).Llevamos dos semanas abiertos y ha sido una locura”, aseguraba el gerente de Muebles Abitare en Tarragona, al indicar un incremento del 40%.

También en la tienda online Como una marmota notaron pronto ese incremento: diez días después de decretarse el estado de alarma las ventas ya habían empezado a crecer. Según un reportaje de El Español, la marca española ha doblado la facturación en menos de cuatro meses.

Que haya renovación no tiene por qué suponer un aumento de colchones en la calle, o al menos no debería ser en un escenario normal, pero este ha sido un escenario atípico.

Al decretarse el estado de alarma cerraron todos los puntos limpios de Madrid y no se volvieron a reabrir hasta un mes después. El día 13 de abril retomaron su funcionamiento habitual los puntos limpios fijos, aunque para utilizar los móviles —el servicio de recogida del Ayuntamiento— hubo que esperar al 4 de mayo. Sirve como explicación para los primeros meses de pandemia aunque no para las imágenes más actuales.

Hay varias formas de deshacerse de colchones viejos y que estos no cambien el paisaje urbano como está pasando en Madrid. Muchos ayuntamientos tienen servicio de recogida de enseres a domicilio y lo normal es que se gestione a través de la web, otros tienen días fijos para dejar esos enseres y sino siempre está la opción de acudir a un punto limpio fijo.

Cómo conseguir dormir bien