Por qué los guantes no son la mejor protección frente al coronavirus

Utilizarlos mal puede incluso llegar a ser contraproducente.

Los guantes se ven cada vez más en las calles y supermercados españoles, pero su uso no es obligatorio ni tampoco recomendado para la población general. Los expertos insisten en que solo deben utilizarse en situaciones concretas como en el caso de algunos trabajadores y avisan de que aún con ellos puestos es necesario seguir las normas de higiene básicas y no tocarse la cara.

Fernando Simón quiso aclarar en rueda de prensa el pasado 29 de abril que el uso de guantes puede ser “complicado para la vida diaria”. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias explicó que el mal uso puede llegar a ser contraproducente y generar “problemas importantes”.

“El guante sirve cuando tenemos una mínima certeza de que no vamos a tocarnos la cara o los ojos, cuando alguien está realizando una actividad concreta y es muy consciente de lo que está haciendo”, aseguró Simón. El doctor insistió en que el método más efectivo para protegerse del coronavirus sigue siendo el lavado de manos con agua y jabón y el uso de gel hidroalcóholico.

Entre esas actividades concretas estaría, por ejemplo, hacer la compra. “Sí son convenientes los de usar y tirar en la compra de fruta y verdura”, recomiendan en Twitter desde el Ministerio de Sanidad.

Este organismo advierte también de uno de los problemas que van ligados al uso incorrecto de los guantes: la falsa sensación de seguridad. De hecho, insiste en que “NO son necesarios al salir a la calle”. La limpieza adecuada y frecuente de las manos es más eficaz, apuntan.

Esta es la misma recomendación de la Organización Mundial de la Salud: “Lavarse regularmente las manos te protege más frente al Covid-19 que llevar guantes desechables”.

El profesor Thomas Russo, jefe del departamento de enfermedades infecciosas de la Universidad de Buffalo (Estados Unidos) explicó a la edición estadounidense del HuffPost que es “más sencillo mantener las manos limpias que los guantes” y que la propia piel es “una barrera de protección”. Para cuidar esa barrera el experto recuerda que debemos ser cuidadosos con los lavados.

Los errores más frecuentes al llevarlos

El uso de guantes se recomienda para aquellas personas que puedan entrar en contacto o tocar superficies infectadas, siempre garantizando que no se va a tocar ni la cara ni el móvil. Por tanto, para las nuevas medidas de alivio del confinamiento como hacer deporte individual o dar un paseo, llevarlos no sería necesario. Las personas que decidan utilizarlos deben tener muy en cuenta una serie de recomendaciones.

La farmacéutica y experta en seguridad alimentaria Gemma del Caño explicaba en su cuenta de Twitter los tres errores más cometidos y fáciles de solucionar: salir de casa con guantes, usar el móvil con ellos puestos y tocarnos la cara.

Para acompañar la publicación, la experta añadió un vídeo con los pasos a seguir para quitarse los guantes con total seguridad, algo fundamental para evitar que queden posibles restos en nuestras manos. Acto seguido, los expertos recomiendan lavarse las manos.

12 rincones de casa que deberías limpiar con más frecuencia