TENDENCIAS
26/04/2019 13:45 CEST

Una ginecóloga explica por qué no deberías meterte ajos en tu vagina si tienes hongos

Sí, hay gente que lo hace.

graphixchon via Getty Images

La candidiasis vaginal es una enfermedad muy común entre las mujeres. Más de lo que pensamos. Los hongos en la vagina afectan a tres de cada cuatro mujeres, que lo sufren al menos dos veces en la vida. 

Los remedios para eliminarla suelen pasar por geles, cremas y óvulos que se aplican directamente en el interior de la vagina. Aunque tampoco faltan los remedios caseros que se pueden encontrar por Internet y que son bastante locos. Por ejemplo, introducirte ajos en la vagina.

La ginecóloga estadounidense Jennifer Gunter ha explicado en ocho tuits por qué es peligroso meter este alimento en tu cuerpo. El resumen es que básicamente puede empeorar más aún el problema.

“Por qué no deberías ponerte ajo en tu vagina. Es una amenaza. El ajo contiene alicina que en el laboratorio puede que tenga propiedades antifúngicas (es decir, contra la levadura). Esto pasa en un laboratorio, ni siquiera en ratones. Sólo un soporte para células. Tu vagina no es eso”.

La experta explica en su hilo que estas propiedades del ajo solo se producen cuando se machaca o se corta, por lo que introduciéndolo entero no se vería ningún efecto beneficioso.

“Muchos aficionados al ajo vaginal (NO TENDRÍA QUE HABLAR DE ESTO EN 2019, PERO AQUÍ ESTAMOS) recomiendan insertar un diente de ajo. Esto significa que no comprenden que, para que se libere la alicina, el ajo debe cortarse o triturarse. Suspiro”.

Gunter recuerda que el ajo, como cualquier alimento, tiene bacterias y, a pesar de que tiene su propia piel protectora, está contaminado.

“El ajo puede que contenga bacterias del suelo algo que se puede convertir en un patógeno, malo para el cuerpo. Por eso limpiamos las heridas. Si realmente tienes una vagina inflamada con hongos, estas bacterias la infectarían más aún”.

“Para que esta propiedad del ajo dé sus frutos tiene que romperse y aplastarse de alguna forma. Aún así tiene todavía suciedad. Y cortar el ajo para colocarlo en tejidos crudos (OUCH). Y pescarlo dentro de la vagina...”.

“El ajo puede causar biopelículas en los brackets, ¿podrían crearse en la vagina? Es biológicamente plausible. Las biopelículas son malas. No quieras que se formen, especialmente cuando tienes hongos. El efecto de las bacterias buenas de ajo también desconocido”.

La experta recalca que solo el 50 o 70% de las mujeres se automedican cuando sufren esta enfermedad y que, generalmente, se toma como hongos lo que simplemente es una irritación. “Puede haber sido una cosa temporal y su cura no está relacionada con el ajo”, enfatiza.

La ginecóloga concluye su hilo recordando el efecto placebo que tienen este tipo de tratamientos: “Si piensas que te va a hacer sentir mejor, puede que se cumpla temporalmente”. Además, destaca la importancia de recurrir a ginecólogos y expertos para el tratamiento correcto de la enfermedad.

SOMOS LO QUE HACEMOS