Por qué no tiene sentido la lluvia de críticas a Emma Watson por su gesto contra el racismo

Hasta la actriz ha tenido que salir en defensa propia.
Emma Watson, en una acto en el Hotel Le Bristol de París en junio de 2017.
Emma Watson, en una acto en el Hotel Le Bristol de París en junio de 2017.

A Emma Watson le están cayendo palos por todas partes. La actriz de la saga Harry Potter se unió este martes al movimiento #blackouttuesday contra el racismo tiñendo de negro su cuenta de Instagram. No publicó una foto, publicó tres, pero no convenció demasiado con su gesto.

La critican porque las imágenes no son negras del todo —“esos bordes blancos me matan”— y porque además no se ha mojado lo suficiente —”¡Tienes 57,2 millones de seguidores y no has dicho una palabra o has compartido una petición! Te debería dar vergüenza e incluso tienes el valor de publicar las fotos con líneas blancas”—.

Dicen los críticos que los bordes sugieren su “privilegio blanco” y algunos hasta han pedido que cancele su cuenta. No tiene demasiado sentido si se examina al detalle su perfil de Instagram. TODAS sus fotos llevan un margen blanco, independientemente de si son de su álbum personal, de una protesta o un recorte de un periódico.

Una imagen del muro de Instagram de Emma Watson.
Una imagen del muro de Instagram de Emma Watson.

Tampoco tienen sentido dado el curriculum activista de Emma Watson:

  • Embajadora de la Buena Voluntad para la ONU desde 2014.
  • Participó en el Consejo Consultivo de la cumbre del G7 para la igualdad entre hombres y mujeres en 2019.
  • Miembro del movimiento Time’s Up contra el acoso y abuso sexual.
  • Acciones para promover la sostenibilidad en el mundo de la moda.
  • Lucha contra el racismo y sexismo en este sector.

Ninguno de esos argumentos parecen suficientes y la actriz ha tenido que salir en su defensa este miércoles. “Estaba retrasando la publicación que terminase el #blackouttuesday en Reino Unido”, escribió para justificar su silencio previo.

Watson publicó dos imágenes pasadas las 00:00 horas británicas. La primera es un mural de su amigo Fahamu Pecou contra el racismo. Y la segunda, un texto mostrando su apoyo en esta lucha.

“La supremacía blanca es un sistema de jerarquía y dominación, de explotación y opresión, y que está muy arraigado en la sociedad. Como una persona blanca, he salido beneficiada de esto. Pero mientras pensamos en eso y trabajamos como individuos para ser antirracistas, necesitamos trabajar más duro de manera externa para derribar el racismo estructural e institucional alrededor de nosotros

(...)

Veo vuestra ira, tristeza y dolor. No puedo saber cómo es sentir esto, pero no significa que no lo intente ”.

Emma Watson: evolución de estilo de la actriz