Por qué 'Parásitos' puede ganar el Oscar a la Mejor película y por qué no

La cinta coreana ya se llevó la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

Nadie se esperaba la bola de nieve que se ha formado con Parásitos. Y eso que el jurado del Festival de Cannes ya premió la película en mayo de 2019 con la Palma de Oro. Ahí empezó su imparable carrera, que rompió todos los esquemas en el momento de su estreno, el 25 de octubre. El filme ha dejado una gran recaudación para una cinta independiente, espectadores en estado de shock y un incesante goteo de premios.

Esa carrera termina este domingo en los Oscar y, pase lo que pase, la película ya ha hecho historia. Parásitos, además de ser la primera producción coreana nominada a la Mejor película internacional, también está nominada al premio gordo: Mejor película. Teniendo en cuenta que en 91 años de Oscar solo once películas de habla no inglesa han conseguido colarse en la categoría reina, lo de Parásitos es casi un milagro.

Bong Joon-ho condensa en algo más de dos horas drama, comedia negra, suspense, crítica social y thriller para retratar la desigualdad entre clases sociales. Un ejercicio de dirección memorable que público y crítica han sabido valorar. También la Academia de Hollywood, que lo ha seleccionado entre los cinco candidatos a Mejor dirección.

El magistral manejo de los tiempos y los giros del guión consiguen que el espectador viva una auténtica montaña rusa que incluye carcajadas y sobresaltos y que acaba con un golpe de realidad. ¿Será ese jarro de agua fría su mejor baza o alejará a la cotizada estatuilla dorada? Los Oscar tienen tendencia a premiar películas que acaban bien, pero prácticamente nadie dice algo malo de Parásitos.

Por qué SÍ puede ganar el Oscar a Mejor película

1. Es una película redonda de principio a fin. Bong Joon-ho maneja los tiempos de forma magistral transportando al espectador a su antojo por diferentes emociones a lo largo de más de dos horas.

2. Es rompedora. Parásitos no se parece a ninguna de sus competidoras, ni es un remake, ni un biopic, ni un drama histórico.

3. Por el brillante guión original de Bong Joon-ho, que coge una buena idea y la desarrolla sin tomar al espectador por tonto y mezclando la sátira con la crítica al sistema.

4. En la película no se juzga a las personas y no hay ni buenos ni malos. Cada familia se comporta de la forma que el sistema le ha enseñado.

5. Invita a reflexionar. Parásitos consigue dejar al público pensando, y lo hace de una forma sugerente que va calando en el espectador poco a poco, no a través de grandes discursos.

6. El trabajo de los actores consigue que todo funcione. Se echa de menos a Song Kang-ho en la categoría de Mejor actor de reparto.

7. Ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes e hizo historia llevándose el galardón a Mejor elenco en los premios del Sindicato de Actores (SAG), algo que nunca había conseguido una película de habla no inglesa.

8. Juega con los géneros introduciendo drama, comedia negra, crítica social, thriller, suspense o drama familiar en poco más de dos horas y sin despeinarse.

Por qué NO puede ganar el Oscar a Mejor película

1. Es coreana. Aunque no debería ser una carga, la barrera del idioma pesa, y mucho, en los Oscar. En todos sus años de historia nunca ha ganado una película que no estuviera rodada en inglés.

2. Una de sus principales competidoras es 1917, un drama bélico de la Primera Guerra Mundial, una temática que chifla a la Academia de Hollywood. Ya ganó el Globo de Oro a la Mejor película dramática y el gremio de productores, uno de los más influyentes, también la coronó como la mejor cinta del año.

En qué plataformas están las películas ganadoras del Oscar