BLOGS
07/05/2020 09:50 CEST | Actualizado 07/05/2020 09:50 CEST

¿Por qué todos deberíamos ser más suricatos?

Muchos conocemos a estos animales por el personaje de Timón en 'El Rey León'.

Stefano Guidi via Getty Images
Grupo de suricatos. 

Estos increíbles animales, que se encuentran en el desierto de Kalahari y en el desierto de Namib en África, viven en grupo. La suricata suricatta (nombre científico con el que se conoce a este mamífero) es una especie cuyo éxito de supervivencia radica en permanecer unidos sin separarse.

Muchos conocemos a estos animales por el personaje de Timón en El Rey León, una película que también es un buen ejemplo para entender el liderazgo millennial, para el que liderar no significa gobernar. Pero más allá de esas huellas que nos deja la película sobre libertad, despreocupación y vivir la vida que queremos vivir al estilo “Hakuna Matata”, los suricatos en la vida real son altruistas y muy sociales. Forman grupos de hasta 50 con el objetivo de protegerse de los depredadores. Cuando un enemigo les acecha, los suricatos forman filas y nunca se dividen. Además, se organizan en una especie de “matriarcado” en torno a una hembra que es la única que puede reproducirse. De esta forma, existen suricatos dominantes y otros subordinados.

Un estudio de la Universidad de Cambridge descubrió que las suricatas dominantes viven más tiempo por la protección del grupo, del cual solo se alejan dos horas al año. Los suricatos no dominantes se distancian de la comunidad entre 6 y 35 días al año y mueren antes porque quedan expuestos a un sinfín de peligros.

Esta forma de actuar puede venir muy bien en cualquier situación de liderazgo. En el ámbito corporativo, la composición numérica encaja perfectamente con las pymes, pero es válida para cualquier tipo de organización en la que se necesite cooperación y colaboración.

En estos tiempos del Covid-19, no hay mejor lema que defina el espíritu del suricato: “este virus lo paramos unidos”, aunque en este caso nuestro enemigo sea de menor tamaño que al que se enfrentan estos animales. 

Siempre aprendemos algo de la naturaleza. Pablo Motos hablaba el otro día de los peces blancos, pero creo que es mejor fijarnos en los suricatos para aprender qué pasa con aquellos que se salen de la unidad.