¿Por qué una parte del PSOE no quiere acabar con el franquismo?

El pasado 11 de mayo de 2022 el PSOE votó junto al PP en contra de retirar los honores a un militar y empresario franquista en Ferrol, José Manuel González-Llanos Caruncho, el mismo que ayudó a Franco a bloquear el Estrecho junto a las tropas de Hitler para que los franquistas pudiesen llegar a la Península.
El dictador Francisco Franco.
El dictador Francisco Franco.
Hulton Archive via Getty Images

Con la votación de Ferrol que ha puesto de acuerdo a PP y a PSOE (con el apoyo extraparlamentario de VOX) no es la primera vez que vemos al PSOE legitimar, votando junto a la derecha del PP y a la ultraderecha de VOX, al régimen dictatorial franquista. Existe una división en el PSOE entre aquellos dirigentes que quieren recuperar la memoria de España y rendir homenaje a quienes fueron asesinados por luchar contra el franquismo, y quienes quieren lo contrario, o más bien, lo mismo que la derecha española: olvidar, pasar página y hacer como si en España no hubiese habido una guerra provocada por fascistas, ni una dictadura de las más sangrientas de Europa durante 40 años donde en España el franquismo fusiló a más de 150.000 personas de 1939 a 1975.

Del PSOE de Zapatero, aquel que se comprometió con la Memoria Histórica y que sacó una ley bastante avanzada para nuestro país en 2007 (la cual necesita urgentemente ser reforzada y actualizada, pues muchas víctimas del franquismo siguen sin justicia ni reparación), hemos pasado a una parte del PSOE que vota igual que la derecha y la ultraderecha en materia de Memoria Democrática.

Son varias las razones por las que una parte del PSOE en los últimos años ha legitimado a Franco en ciertas zonas de nuestro país (incluso a nivel nacional a veces) y aquí expongo algunas de ellas:

Las grandes élites del PSOE tienen pasado franquista o falangista

En los años 70 muchos de los que serían dirigentes del PSOE en los 80 e incluso en la actualidad hicieron un viraje ideológico de 180 grados. Algunos de ellos pasaron de ser de Falange al PSOE en cuestión de meses. Un buen ejemplo es José Bono (quien, por cierto, como Ministro de Defensa rindió honores en 2004 a Ángel Salamanca, un militar franquista que estuvo en la División Azul apoyando a Hitler . No me imagino a ningún gobierno de Alemania homenajeando a nazis). José Griñán, el mismo que fue condenado a 6 años de cárcel por el caso de los ERE de Andalucía, también tuvo una juventud en la que militaba en Falange. Además, Griñán es hijo de Octavio Griñán Gutiérrez, oficial militar de Franco. También es sobrino de José Martínez Emperador, jerarca del régimen franquista.

Otros dirigentes del PSOE con pasado franquista o con familias que ocuparon altos cargos en el franquismo son los siguientes: José Barrionuevo (el mismo que reorganizó a parte de la policía del régimen de Franco), Fernández de la Vega, Carmen Romero, José María Maravall, Antonio Masip, Manuel Marín, largo etc.

Desmarcarse de otras fuerzas de izquierdas y dar una imagen de centrista

Son varias las ocasiones en las que el PSOE se ha desmarcado de los partidos de izquierdas en temas de Memoria Histórica. No hay que olvidar que, gracias al PSOE, que de nuevo votó junto a PP y VOX, no se investigó a Martín Villa (alto cargo del franquismo y ministro en 1976 cuando se asesinaron a 5 trabajadores y estudiantes en los sucesos de Vitoria) ni al torturador Billy el Niño.

Digamos que una parte del PSOE prefiere no alterar nada, legitimar a torturadores y asesinos franquistas y dar una imagen de partido “centrista”. Además, el PSOE ha rechazado en muchas ocasiones investigar a estos criminales poniéndose de acuerdo nuevamente junto a la ultraderecha y a la derecha.

Usar la Memoria Histórica en campaña

El PSOE sigue rechazando propuestas que vienen de partidos de izquierdas para profundizar en Memoria Histórica. El mayor ejemplo de ello es el rechazo del PSOE (votando junto a VOX y PP en el Congreso) a la reforma del Código Penal para juzgar los crímenes del franquismo (lo que precisamente lleva haciendo Argentina años con la dictadura franquista). Precisamente, PSOE y UP ya acordaron crear una normativa jurídica para juzgar los crímenes del franquismo. No se ha cumplido.

Además, al PSOE no le interesa aprobar avances en materia de Memoria Histórica durante su gobierno, o al menos, no muchos avances. Ya que el PSOE siempre utiliza la Memoria Histórica en campaña, donde hace promesas muy bonitas para avanzar en este tema y rendir justicia y reparación a las víctimas. Pero una vez en el Gobierno, eso se queda en papel mojado. Utilizan la Memoria Histórica como arma arrojadiza durante la campaña.

Miedo a entrar en una batalla cultural

Existe cierto miedo en el PSOE a entrar en una batalla cultural por la Historia de España. Existe cierto miedo a llamar a las cosas por su nombre, en decir que Franco es un genocida, en prohibir partidos que ensalzan a figuras fascistas como es el caso de Falange, en incentivar una cultura democrática en el ámbito educativo, en reconocer los campos de concentración que hubo durante el franquismo, en reconocer a las víctimas directas e indirectas del franquismo, etc.

Solo pondré un ejemplo de avance en este ámbito, que es lo contrario a lo que ha hecho el PSOE en todos estos años. En Alemania y Francia hay clases sobre el Holocausto y se organizan viajes obligatorios a campos de concentración dentro del horario escolar. ¿Por qué en España el PSOE nunca ha implementado programas así? ¿Por qué el Gobierno de coalición no se atreve a combatir las mentiras de la ultraderecha sobre el franquismo? ¿Por qué aún existe miedo a enfrentarse al franquismo y sus restos en España mientras que en Europa sucede lo contrario?

La mejor prueba de que una parte del PSOE está humillando a las víctimas del franquismo es por ejemplo que en materia de Memoria Histórica no han hecho nada por profundizar la Ley de 2007, la cual era útil, necesaria, y nos permitió igualarnos un poco a Europa en memoria democrática. Pero además de no hacer nada, son cada vez más las ocasiones en las que el PSOE vota junto a VOX y PP evitando condenar el franquismo e incluso legitimando a dicho régimen genocida, lo de Ferrol es simplemente un ejemplo reciente de esto, que se repite continuamente a nivel municipal, autonómico e incluso nacional.

El PSOE, al igual que el PP y la ultraderecha de VOX, debería romper sus lazos con el franquismo.