POLÍTICA
04/07/2019 11:51 CEST | Actualizado 04/07/2019 14:38 CEST

Vox votará no a Miras porque Cs se niega a firmar un documento conjunto

PP, Cs y Vox se reunieron en la mañana de este jueves "in extremis" para llegar a un acuerdo de investidura en Murcia

EFE

PP, Vox y Ciudadanos no han alcanzado un acuerdo conjunto para investir al candidato de los “populares”, Fernando López Miras, como presidente de Murcia, por lo que la formación de Santiago Abascal ha anunciado la ruptura de las conversaciones y su voto en contra del candidato.

La abstención de los cuatro diputados de Vox es necesaria para que los 22 votos a favor de PP y Ciudadanos sumen más que los 19 en contra de PSOE y Podemos, lo que permitiría la investidura de López Miras en la segunda votación prevista a partir de las 19.30 horas en la Asamblea Regional.

El coordinador del grupo parlamentario de Vox, Luis Gestoso, ha culpado a la dirección nacional de Ciudadanos de la ruptura de las negociaciones tras más de cuatro horas de reunión, ya que ha asegurado que el secretario general de la formación naranja ha dicho que no iban a firmar ningún documento con el grupo de extrema derecha.

El PP, Ciudadanos y Vox estaban reunidos este jueves desde las 9.30 horas en la Asamblea de Murcia para acercar posiciones e intentar desbloquear la investidura de López Miras.

El secretario general del PP y diputado nacional por Murcia, Teodoro García Egea, se desplazó este miércoles a Murcia con el objetivo de buscar un acuerdo par que haya un Gobierno de centro-derecha en Murcia.

El pasado martes, Vox, PSOE y Podemos tumbaron la investidura de López Miras, que no logró mayoría absoluta en primera votación (obtuvo solo 21 votos a favor y 23 en contra). La segunda votación se celebra este tarde y le valdría una mayoría simple para ser investido, es decir, más votos a favor que en contra.

Los asistentes a la reunión 

En la reunión en la Asamblea de Murcia estaban presentes: García Egea y José Miguel Luengo, por el Partido Popular; Miguel Garaulet como representante de Ciudadanos; y Luis Gestoso y Pascual Salvador, en nombre de Vox.

Este encuentro a tres era un paso clave, ya que Vox exige un acuerdo a tres y lleva semanas reclamando que Ciudadanos se siente con ellos para facilitar gobiernos tanto en Murcia como en la Comunidad de Madrid. Se trata de una foto a la que hasta ahora se había negado de plano el partido naranja.

García Egea confiaba en que hubiese un acuerdo y mostró su optimismo a través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter. “Si nos pusimos de acuerdo en Andalucía, podremos conseguirlo en la región de Murcia”, ha manifestado.

“Chantajes”

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha advertido este jueves a Cs de que no le admite “chantajes” y de que si al final el popular Fernando López Miras no sigue como presidente de Murcia, será por culpa del partido “naranja”.

Ha insistido, por tanto, en que es Ciudadanos el que tiene la llave para que los gobiernos de coalición con el PP salgan adelante.

A pocas horas de que se sepa si López Miras obtiene los suficientes apoyos para ser investido, Abascal ha señalado al partido de Albert Rivera como el responsable de que las negociaciones no cuajen, fracasada la primera votación de la investidura.

“Las cosas claras y la verdad sin trampas: en Murcia sólo puede haber gobierno de izquierda si Cs vota con ellos. En Madrid sólo gobernará Gabilondo si Cs se abstiene”, ha remarcado en su cuenta de Twitter. 

 

Y añade: “Sólo habrá gobiernos de izquierdas allí donde Ciudadanos los permita con sus votos o abstenciones”.

Con estas declaraciones, Abascal hace referencia al hecho de que Ciudadanos mantenga su negativa a firmar documentos que incluyan a Vox en un gobierno de coalición con su partido y el PP y a sentarse a negociar con la formación de extrema derecha, mientras “pretenden chantajearnos desde las portavocías”.

Por tanto, Abascal insiste en que no van a convertirse en “sus cómplices para estigmatizar y humillar a nuestros propios votantes” y que no serán ellos quienes faciliten los gobiernos “de la izquierda frentepopulista”.

“La actitud de Cs es una mezcla de la que durante años han mantenido los nacionalistas (el chantaje) y la que mantiene la izquierda (el ‘cordón sanitario’)”, escribe Abascal.

No obstante, para el líder de la formación de extrema derecha “la actitud del PP es incluso peor”, puesto que, “al no denunciar el chantaje de Cs, y mantener una posición de equidistancia entre los chantajistas y los que deseamos llegar a acuerdos”, anteponen el “cálculo electoral” al “bien común”.

“Y a eso hay que sumarle que en el PP se enorgullecen de haber hecho trampas a Vox en los ayuntamientos y de incumplir sus acuerdos, cuando en realidad han hecho trampas y engañado (una vez más) a sus propios electores”, añade Abascal en su mensaje.