POLÍTICA
16/09/2020 07:12 CEST | Actualizado 16/09/2020 10:32 CEST

Confesiones en la ‘cocina’ del PP

Lo que dicen en el partido en privado sobre la Operación Kitchen: “preocupados”, “no afecta a la dirección actual”, “espero que seamos más proactivos"...

EFE
Casado, rodeado de alcaldes del PP y de Cuca Gamarra

Operación Kitchen. Cuando se pronuncian estas dos palabras, a los dirigentes y parlamentarios del Partido Popular les recorre un escalofrío por todo el cuerpo. Un escándalo sin precedentes en manos de la Audiencia Nacional por el supuesto uso por parte del Ministerio del Interior de la Policía, durante la época de Mariano Rajoy, para espiar a la familia Bárcenas y robarles documentos que podían acabar en la investigación judicial.

Un duro golpe para el Partido Popular, cuya dirección se ha desmarcado y lo asocia al pasado. El líder del PP, Pablo Casado, lanzaba este lunes un mensaje contradictorio: “caerá quien tenga que caer”, pero luego decía que no sería “justiciero” apelando a la presunción de inocencia y señalando que en el partido ya están acostumbrados “a penas del telediario que quedan en nada”.

En público Casado dice que “por ahora” no está preocupado. Pero esa sensación no es la misma en privado entre varios dirigentes y parlamentarios del Partido Popular consultados por El HuffPost. Todos destacan que no afecta a nadie con mando actualmente en Génova 13 y que los implicados no tienen responsabilidades políticas. El malestar viene porque esa imagen de corrupción y escándalo vuelve a asociarse a unas siglas sobre las que pesan casos como Gürtel, Lezo o Púnica.

Los miembros de la dirección del PP dicen que ellos no tienen nada que ver y defienden que Casado y Kitchen son como el agua y el aceite

Además, los dirigentes del PP saben que la otra bancada va a hincar el colmillo con este tema y que esa imagen, a juicio de varios ‘populares’, va a intentar ser utilizada por el PSOE y sus socios para tocar políticamente a Pablo Casado. Por el momento, UP ya ha pedido que el actual líder popular se siente en la futura comisión de investigación en el Congreso sobre Kitchen.

“En nada afecta a la dirección actual que emana del congreso de 2018”, defienden fuentes de la dirección, que remarcan que “Casado dejó claro que esta cuestión está en una fase judicial preliminar, que hay precedentes de casos que quedan en nada”.

“Quienes ahora pretenden llevar a cabo esta comisión en el Congreso son los mismos que han votado en contra de crear una comisión sobre la presunta financiación irregular de Podemos, partido en el gobierno que está imputado”, argumentan desde el Partido Popular. “Lo van a utilizar a muerte, lo ven como un filón”, añade un cargo ‘popular’. En el PP creen que el PSOE y UP quieren llevar a Casado para el “show” y para que haya juicios paralelos.

Un miembro de la Junta Directiva Nacional del PP hace estas reflexiones al hilo: “Es lógico que estemos preocupados, la información que llega es para estarlo”. ¿Es perjudicial para Casado? Contesta: “Afectará al presidente, lógico también, todo lo que afecta al partido le afecta a él”.

Es lógico que estemos preocupados, la información que llega es para estarlo

Las filas populares se preparan para defenderse: “Los otros partidos aprovecharán para hacernos cuanto más daño, mejor”, señala esta fuente. Comparte con otros de los consultados que la estrategia ahora debe ser diferente a la de la época de Mariano Rajoy, en la que el mutismo era el gran protagonista. “Espero que seamos mucho más proactivos contra la corrupción de lo que hemos sido anteriormente”, rezuma.

A pesar de esta petición de proactividad, los consultados entienden que tampoco tiene tanto margen de maniobra el líder para poner ese muro porque los implicados ya no están en el día a día. “Kitchen y Casado son como el agua y el aceite”, dicen fuentes populares. Por el momento, la señal emitida desde Génova es que se tomarán medidas cuando se produzcan imputaciones y se niega que se vayan a cambiar las siglas o a propiciar una refundación.

EFE
Casado y García Egeda

Una de las medidas podría pasar por la suspensión de militancia de los exministros María Dolores de Cospedal y Jorge Fernández Díaz si se materializa la petición de la Fiscalía Anticorrupción. Pero eso “se tiene que acordar en el momento en el que se produzca la imputación”, según afirmaba esta semana el nuevo portavoz del partido y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Sobre esto, reiteren algunos consultados que el actual líder “no tiene a nadie a quien echar de la dirección”.

Espero que seamos mucho más proactivos contra la corrupción de lo que hemos sido anteriormente

“Una nueva castaña que siempre pone piedras en el camino”, resume un dirigente territorial sobre la explosión de este caso de supuesta corrupción en Interior. Entre las divisiones autonómicas se extiende la sensación de que esto dificulta el trabajo de los que se “queman la piel en el contacto diario con el ciudadano”. Y este cargo se lamenta que ahora copa portadas Kitchen en plena pandemia: “Bien utilizado por los que mandan desvía la atención de los verdaderos problemas sanitarios y económicos que nos acucian”. “Pero la culpa no es de quien lo utiliza, sino del que lo hizo, es un grave delito”, añade.

A pesar de que llegó a las máximas cotas de poder y fue un íntimo de Rajoy, la imagen de Jorge Fernández Díaz en el PP está por los suelos. “Gusta tan poco…”, resume un popular, que añade: “Y Cospedal acabó de la peor manera”. “Todos están muertos políticamente, sí. Pero Casado o es ágil y actúa con determinación o puede caer con ellos”, añade.

A modo de metáfora añade un alcalde del Partido Popular, que gana holgadamente en las urnas: “La situación de salud del PP es tan mala que hasta un resfriado común nos afecta como una de las neumonías más graves”.

Photo gallery Bárcenas y Rosalia Iglesias en la Audiencia Nacional See Gallery
Photo gallery La prensa y la prisión de Bárcenas See Gallery

NUEVOS TIEMPOS