La primera entrevista de la infanta Cristina: "Tengo unos deberes hacia mis compatriotas y me sale de dentro"

Rescatan las palabras en exclusiva de la hermana de Felipe VI, de hace 34 años.
La infanta Cristina en Suiza (2015).
La infanta Cristina en Suiza (2015).

La edición especial de la revista Lecturas, años dorados del corazón ha rescatado la primera entrevista de la infanta Cristina, a los 20 años, en la que la segunda hija de los eméritos aparece como una joven estudiante de Ciencias Políticas y habla de su figura como “mujer”, de lo que le gusta en un hombre y de su preocupación por “su imagen modélica”.

La hermana de Felipe VI reconoció en 1987 que su futuro próximo pasaba por “cumplir siempre” sus “deberes para con los españoles”. Ante la pregunta de si le molesta o le preocupa que su imagen tuviera que ser modélica, Cristina lo tenía claro: “Todos tenemos que estar dispuestos a dar algo a los demás. Yo tengo unos deberes concretos hacia mis compatriotas y esto me sale de dentro”.

Hace 34 años, las preocupaciones de la infanta eran “las injusticias” y la “insolidaridad” y defendía sus privilegios como parte de la Familia Real con el argumento de que “no se elige dónde se nace, sino que hay que vivirlo con sencillez y normalidad”.

De hecho, afirmaba estar contenta con su vida personal y familiar y con sus ilusiones, una de ellas los veranos, que dedicaba a sus “entrenamientos de vela”.

La hija de Juan Carlos I no tuvo problema en hablar sobre las cualidades que buscaba en un hombre, y desveló que le gustaba que fuesen “sencillos, interiormente fuertes, realistas y alegres”.

Asimismo, le tocó hablar sobre qué cualidades esperaba que fuesen su punto fuerte, los de ella misma.

La infanta Cristina en abril de 1987.
La infanta Cristina en abril de 1987.

“Lo fundamental es ser natural, tener sentido común, ser útil y querer a los demás (...) Lo de la belleza no creo que sea tan importante. La belleza interior es más importante, ¿no?”, reflexionó.

La infanta, de la que subrayaban su amor por los animales, posó para la revista con su perro, un teckel marrón, y con el de su padre, un golden retriever blanco.

Su imagen en su primera entrevista a Lecturas, hace 34 años, era distendida, una pose que dista mucho de la actual.

Así han cambiado los hijos de la infanta Cristina y de Iñaki Urdangarín