Mercadona vende 50.000 unidades diarias de un producto usado contra el coronavirus que no recomienda la OMS

La fórmula es buena, pero el modo de aplicarlo no vale.

Mercadona tiene nuevo producto estrella. La cadena de supermercados valenciana arrasa desde hace días con un innovador spray de alcohol perfumado del que vende 50.000 unidades diarias. Sus clientes han encumbrado este producto, que fabrica la empresa murciana Francisco Aragón para la marca propia Bosque Verde, por su eficacia como desinfectante. Lo consideran un arma infalible en la lucha contra el coronavirus.

El 70% Alcohol Limpieza, cuyo precio por unidad es de 1,8 euros, se vende como “una solución práctica y ágil para limpiar con total seguridad”. No se menciona en la promoción la Covid-19, aunque se relaciona directamente con la pandemia por haber salido al mercado este pasado mes de mayo.

El asunto es que no tiene ese poder desinfectante que le otorgan muchos clientes. La fórmula es buena ya que sigue las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, que recomienda utilizar alcohol etílico en concentraciones superiores al 70% para la desinfección de superficies. El problema está en cómo se aplica. La pulverización no es eficaz contra la Covid-19.

La OMS ya advirtió en un informe publicado el 15 de mayo que la pulverización o nebulización no son recomendables contra el coronavirus. “Un estudio ha demostrado que la pulverización es ineficaz para eliminar contaminantes
fuera de las zonas de rociado directo”, apunta el artículo del que se ha hecho eco la farmacéutica Marián García (Boticaria García) para desmontar el uso de este producto.

Estos sprays sólo funcionan como desinfectante donde se aplica directamente el producto. “Es de cajón que no llega la misma cantidad a todas partes. Y si aplicas el spray directamente en todo te dura dos telediario”, escribe la especialista.

Para que el producto funcione, explica García, primero habría que limpiar la superficie, ya que “la suciedad puede entorpecer a las sustancias desinfectantes”, y después habría que pulverizar el spray en un paño y aplicarlo a la superficie mediante este.

El uso de esos producto, que comercializan también otras marcas, tienen un problema añadido ya que pueden ser peligrosos para la salud. Según advierte la OMS, estos sprays “pueden provocar daños en los ojos y las vías respiratorias o irritación en la piel y pueden tener efectos nocivos para la salud”.