ECONOMÍA
05/06/2019 13:53 CEST

Prueba superada: Bruselas deja de vigilar a España por el déficit y se centra en Italia

Tras 10 años de vigilancia por un desajuste entre ingresos y gastos superior al 3%, el país abandona el procedimiento de déficit excesivo.

Agencia EFE

Examen superado. España abandona el procedimiento de déficit excesivo 10 años después. La Comisión Europea ha confirmado que dejará de controlar de manera exhaustiva al país tras constatar que el desvío presupuestario se ha controlado. 

“La Comisión recomienda que el procedimiento por déficit excesivo a España sea cerrado. Una vez que el Consejo (los países) adopten esta decisión, todos los procedimientos por exceso de déficit que datan de la crisis quedarán cerrados”, ha informado la Comisión. 

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento obliga a los países europeos a situar el déficit público —la diferencia entre los ingresos y los gastos— por debajo del 3% del producto interior bruto (PIB). Los países que superen ese límite son vigilados por Bruselas bajo un control estricto, que puede exigir recortes.

Hace 8 años, en año 2011, había 24 países bajo esta supervisión. Poco a poco han ido abandonándola. España era el último país de los 28 que conforman la UE que quedaba en esta lista negra, tras la salida de Francia hace un año.   

La política presupuestaria de los últimos tres Gobiernos —José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez— se ha visto muy influenciada por este control exhaustivo de Bruselas. 

Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, confirmó en abril que las administraciones públicas españolas habían terminado 2018 con un déficit público del 2,48% del PIB. La diferencia entre ingresos y gastos del año pasado se había situado en 29.982 millones de euros.

Así ha evolucionado el déficit en España en los últimos años:

Si no puedes este gráfico, sigue este enlace
 

Todavía queda un paso más para que el cierre del procedimiento por déficit excesivo a España sea efectivo. Los Estados miembros de la Unión Europea tienen que dar su visto bueno, algo que está previsto que ocurra en la próxima reunión de ministros de Economía y Finanzas, convocada para el próximo 14 de junio. 

Una vez se confirme, las cuentas públicas españolas pasarán ahora a estar controladas en el llamado brazo preventivo, donde se encuentran otros países como Francia, Irlanda y Portugal.

Italia, bajo la lupa

A pesar de las buenas noticias para España, otro país Mediterráneo se sitúa en la lupa de Bruselas. La Comisión ha propuesto la apertura del procedimiento de déficit excesivo a Italia por no reducir la deuda. 

La deuda pública se ha situado en el 132,2% del producto interior bruto, mientras que el Pacto de Estabilidad fija que la deuda no debe sobrepasar el 60%.

ESPACIO ECO