POLÍTICA
14/09/2019 09:24 CEST

Los más ‘malos’ del PSOE para Podemos: Sánchez, Calvo y Redondo

Los menos 'boicoteadores': Montero y Ábalos

MONCLOA
Calvo y Redondo

La política también es una cuestión química y de relaciones. Detrás de las ideas, están las personas llamadas a ejecutar y negociar. El PSOE y Unidas Podemos no han conseguido entenderse y cada día parece más difícil un pacto de investidura. El resultado: la más que posible repetición electoral el próximo 10 de noviembre.

Todos dicen que no quieren ir a unas nuevas elecciones pero estos días en Podemos, según fuentes moradas, tienen el convencimiento de que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ya ha decidido que el país pase otra vez por las urnas.

Esta idea, que ya recorría al equipo negociador de UP durante las dos reuniones mantenidas en los últimos días, se ha hecho más patente, creen en Podemos, con la actitud de Pedro Sánchez a lo largo de esta semana. “No ha hecho nada”, dicen fuentes de Unidas Podemos, sobre la posibilidad de llegar a un pacto. Y siempre recuerdan: el secretario general del PSOE no ha llamado ni una vez al líder ‘morado’ desde la investidura fallida para intentar un pacto. 

La llamada de este jueves partió de Iglesias, quien había intentado sin éxito en el Pleno del Congreso arrancar una reunión ‘cara a cara’ con Pedro Sánchez para desbloquear la situación. Incluso, admiten fuentes de Podemos, ha ofrecido una nueva fórmula de coalición -revisable al año- que podía acarrearle problemas internos con un partido también muy encendido con la actitud del PSOE.

En UP dicen que intentarán hasta el último minuto lograr un acuerdo de coalición. Pero ven a Sánchez convencido ya de que se disuelvan las Cortes y se pongan las urnas. Además, intuyen que los socialistas quieren ese 10-N para intentar destruir a UP. Y en esta estrategia creen que los otros dos grandes ‘boicoteadores’ de que no haya pacto son la vicepresidenta, Carmen Calvo, y el jefe de gabinete de Sánchez, Iván Redondo.

El ultimátum de Calvo; la estrategia de Redondo

Durante estos días varias fuentes de Podemos siempre recalcan que fue Calvo la que hizo el ultimátum en la reunión del pasado martes: o aceptaban la propuesta de acuerdo programático sin estar en el Consejo de Ministros o no habría más encuentros. Además, señalan las fuentes, la vicepresidenta exigía que públicamente los ‘morados’ anunciaran que desistían de un Ejecutivo con los dos partidos. Y añaden que la dirigente socialista les recalcó que “nunca” habría coalición. Para muchos ‘morados’ el hecho de poner a Calvo al frente de la negociación es un gesto más de que no se quiere llegar a un consenso.

EFE
Montero, Lastra y Calvo

Asimismo, en UP también señalan a Iván Redondo como estratega de una repetición electoral y partidario de que no que se pueda llegar a un acuerdo con Unidas Podemos. Entienden los ‘morados’ que se han ido poniendo excusas hasta llegar incluso a vetar al propio Pablo Iglesias. El líder de Podemos ha dicho este viernes que cree que se llegaría rápidamente a un acuerdo si sentaran unas horas el presidente y él, pero el primero no da opción. En el partido ‘morado’ indican que detrás de estas jugadas está Redondo, al que le gusta la competición electoral.

Montero, la negociadora más cercana políticamente

Y dentro del PSOE, y a pesar de duras declaraciones contra Podemos, los ‘morados’ sienten más propensa al pacto y al entendimiento a la actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En UP tienen una buena imagen de la política sevillana, con la que entablaron una buena relación en la pasada legislatura y con la que trabajaron codo con codo para pactar los presupuestos generales del Estado.

En UP, según las fuentes, ven a Montero como la más cercana a medidas sociales propuestas por ellos a lo largo de la negociación. Políticamente más próxima. No es casualidad que en la oferta de acuerdo programático Sánchez ofreciera que la comisión de seguimiento dependiera precisamente de Hacienda -el ministerio que ocupa la sevillana-.

También en estos días, en UP entienden que José Luis Ábalos no ha estado entre los que más querían boicotear el pacto, y señalan que en algunas declaraciones se ha referido a que había que dialogar y debatir.

Las sensaciones también se cruzan respecto a Adriana Lastra, que fuentes de Podemos sitúan en tierra de nadie. Ella mismo ha dicho que ha sido una de las que más ha hecho dentro del PSOE para lograr un acuerdo de coalición con Podemos -en el mes de julio-, pero entre los ‘morados’ han sentado muy mal algunas de sus ruedas de prensa -empezando por aquella en la que se ideó la expresión Gobierno de cooperación-. 

PSOE y UP, cada día más lejos… y más cerca de las elecciones.

Photo gallery La segunda votación de Pedro Sánchez, en fotos See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD