POLÍTICA
10/03/2021 09:40 CET | Actualizado 10/03/2021 12:51 CET

PSOE y Cs presentan una moción de censura contra el presidente de Murcia, del PP

La candidata será la líder naranja en la región, Ana Martínez Vidal.

Javier Carrión/Europa Press via Getty Images
Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia.

Ciudadanos (Cs) mueve ficha. Los naranjas, en su intento por mostrarse un partido de centro capaz de pactar con PP y PSOE, están dispuestos a derrocar al presidente de Murcia, el popular Fernando López Miras. Los de Inés Arrimadas han registrado este miércoles junto a los socialistas una moción de censura contra el gobierno murciano del que forman parte y que está asistido por la ultraderecha de Vox.

El texto de la moción, al que ha accedido este diario, justifica el movimiento por la “corrupción” que ha terminado rompiendo la “confianza” entre socios. Los naranjas arguyen que el PP no colabora, por ejemplo, para facilitar el listado de altos cargos de la consejería de Salud que se vacunaron del covid-19 cuando no les correspondía y que provocó la dimisión del consejero Manuel Villegas, del PP.

Los responsables naranjas en Murcia han atacado con dureza al PP: “Los murcianos no merecen más ‘vacunagate’ ni más escándalos. Un cambio es imprescindible y creemos que traerá a Murcia prosperidad y estabilidad. Nuestros socios de Gobierno han pretendido esconder y blanquear nuestro trabajo de regeneración y no podemos ser cómplices”.

Los naranjas gobiernan en coalición con los populares desde las elecciones municipales de mayo de 2019, pese a que las urnas auparon al PSOE como vencedor. La candidata que se someterá para conseguir la confianza de los diputados de la Cámara autonómica será la líder naranja en la región, Ana Martínez Vidal.

PSOE y Ciudadanos suman 23 escaños, por lo que las dos fuerzas tienen al alcance la mayoría absoluta para gobernar juntas. Ya ha trascendido que Cs se hará, además de la presidencia, con 3 consejerías y los socialistas con 6.

Es un acuerdo de Ciudadanos con PSOE y con Unidas Podemos. Es decir, Arrimadas pacta con IglesiasFuentes de la dirección nacional del PP.

El terremoto político desatado con esta moción ha provocado un tsunami en Génova, 13. Los populares dicen que Arrimadas ha roto su palabra, porque dijo que el acuerdo duraría cuatro años. “Es un acuerdo de Ciudadanos con PSOE y con Unidas Podemos. Es decir, Arrimadas pacta con Iglesias. Permite que los radicales puedan gobernar en Murcia”, dicen fuentes del PP citadas por Antonio Ruiz Valdivia

Los ultras, liderados por Santiago Abascal, también han atacado con dureza el anuncio del acuerdo entre naranjas y socialistas. El líder del partido ha asegurado en Twitter que “hay una carrera por ver quién pacta más con el PSOE de la ruina”. Y, por eso, ha pedido elecciones en las comunidades “que están en riesgo de ser asaltadas por el socialismo”.

El Ayuntamiento de Murcia, de PP y Cs, también se resquebraja

La ruptura entre populares y naranjas en el Gobierno de Murcia irá acompañada del mismo movimiento en el Ayuntamiento de la capital, donde Cs gobierna también en coalición con los populares, según confirman fuentes conocedoras de la estratagema a este diario. También en los ayuntamientos de la región en los que la suma de Ciudadanos y PSOE da mayoría.

En la operación, que conocía Moncloa, ha participado el secretario de organización socialista y ministro de Transportes, José Luis Ábalos. Los naranjas en el Congreso, donde este miércoles se está celebrando la sesión de control al Gobierno, se ciñen a la valoración de sus compañeros en Murcia. Mientras que los socialistas están visiblemente satisfechos.

La tensión entre ambas fuerzas ha crecido estos días al conocerse las negociaciones entre PP y Vox en la región para sacar adelante los Presupuestos, un acuerdo que incluiría la exigencia de implantar el mal llamado “pin parental” para permitir a los padres decidir qué contenidos educativos reciben sus hijos, algo a lo que Cs se opone en rotundo.

Este mismo martes también se anunció la dimisión del concejal de Salud del Ayuntamiento de Murcia, Felipe Coello, del PP, después de haberse vacunado de forma irregular contra el coronavirus, y cuyo cargo llevaba reclamando la formación naranja desde hace tiempo.

La tensión se disparó estos días al conocerse las negociaciones entre PP y Vox para sacar adelante los Presupuestos con la condición de implantar el “pin parental”

Lo mismo que ocurrió con el exconsejero dimitido de Salud, el popular Manuel Villegas, quien se administró la dosis junto a otros 400 altos cargos de la consejería cuando no le correspondía por el turno de vacunación fijado por su propio Gobierno.

Los naranjas mantienen gobiernos de coalición con el PP en la Comunidad de Madrid, en Andalucía y en Castilla y León, donde también ha surgido con fuerza en los últimos días la posibilidad de que Cs haga otra moción para descabezar al presidente Alfonso Fernández Mañueco (PP). No obstante, fuentes de Cs aseguran a El HuffPost que la ruptura con el PP se circunscribe solo a Murcia.

La moción presentada este miércoles llega un momento especialmente tenso entre PP y Cs, especialmente tras el batacazo de ambas fuerzas en las elecciones catalanas del 14 de febrero.

Los populares, además, iniciaron un movimiento de absorción de los naranjas que apoyan abiertamente barones regionales como la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y que se materializó en el fichaje de la exportavoz naranja en el Parlament catalán a unas semanas de los comicios.

Lo cierto es que la líder naranja no quiere ni oir hablar de una fusión con el PP. Arrimadas cree en la viabilidad de su partido y ha desautorizado a líderes regionales que han apostado por ello, como el vicepresidente andaluz, Juan Marín, o su colega en Castilla y León, Francisco Igea.

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE