Putin amenaza con "respuestas" si la entrada de Finlandia y Suecia en la OTAN conlleva despliegue de armamento

Aunque dice que no tiene problemas con "la ampliación a esos países".
|
Putin, este lunes en su reunión con la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva
Putin, este lunes en su reunión con la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva
ALEXANDER NEMENOV via Getty Images

Se esperaban sus palabras y este lunes, Putin ha hablado. El presidente ruso respeta la decisión de Finlandia y Suecia de entrar en la OTAN... a su manera. Esto es, advierte de “respuestas” si se despliega armamento en la zona.

“Rusia no tiene problemas con esos países. La ampliación a esos países no nos crea una amenaza directa”, ha señalado en una reunión de la postsoviética Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC).

Sin embargo, su mensaje no iba a quedar ahí. La amenaza llegó, de forma directa, al plantearse si la ampliación fuese acompañada del emplazamiento de infraestructura militar en esos territorios. “Sin duda provocará una respuesta por nuestra parte”. “Y cuál será, lo decidiremos partiendo de las amenazas que nos cree” la OTAN, ha rematado, como recoge EFE.

En paralelo a la cita del mandatario ruso con sus socios postsoviéticos, se ha confirmado que Suecia también da luz verde a la petición formal para su adhesión a la OTAN, en línea con lo decidido por Finlandia el domingo.

De momento, la alianza occidental baraja desplegar tropas en Suecia y Finlandia mientras se lleva a cabo el proceso formal de ingreso de las dos naciones nórdicos, que legalmente aún no podrían acogerse al artículo 5 de protección de todos los miembros.

Las otras (muchas) amenazas de Moscú

Las palabras y acciones del Kremlin hacia Helsinki y Estocolmo han sido una constante en los últimos meses. Con el comienzo de la guerra en Ucrania, Putin (a través de una portavoz) advirtió de “consecuencias” de diversa índole si Suecia y/o Finlandia se acercaban a la OTAN.

Poco después, Suecia denunció que cuatro cazas rusos violaron su espacio aéreo, cuestión que ha llevado a que refuercen su vigilancia en la isla de Gotland, un punto amenazado por la cercanía con Rusia. También Finlandia ha denunciado violaciones del espacio aéreo en términos similares a sus vecinos suecos.