Putin concede la ciudadanía rusa a Edward Snowden

El exmiembro de la CIA recibe asilo político en Rusia desde 2013, tras huir de EEUU por sus revelaciones sobre el espionaje.
|
Snowden, en una aparición por vídeo
Snowden, en una aparición por vídeo
JORG CARSTENSEN via Getty Images

Vladimir Putin ha concedido este lunes la ciudadanía rusa al exanalista de la CIA Edward Snowden, según el decreto publicado en el portal de información de la administración pública y en base a sus poderes presidenciales.

Snowden, de 39 años y que recibió asilo político en Rusia en 2013, figura entre los extranjeros que recibieron este lunes el pasaporte ruso por decisión del jefe del Kremlin. El que fuera miembro de la CIA solicitó la ciudadanía rusa hace casi dos años, en noviembre de 2020, justo después de recibir el permiso de residencia permanente.

Inmediatamente después, en diciembre, Snowden y su esposa, Lindsay Mills, tuvieron un hijo que por el hecho de nacer en Rusia obtuvo automáticamente la ciudadanía rusa, de acuerdo con la ley nacional.

Las revelaciones de espionaje en 2013

El nombre de Edward Snowden saltó a la fama mundial en 2013, cuando fue el responsable de las filtraciones sobre los programas de espionaje de EEUU que sacaron a la luz el diario británico The Guardian y el estadounidense The Washington Post. “No tengo ninguna intención de ocultar quién soy, porque sé que no he hecho nada malo”, aseguró entonces el extrabajador de la CIA, que contaba con 29 años.

Su intervención para dar a conocer las prácticas de espionaje de estado le obligaron a buscar un “paradero seguro”, un camino que acabó llevándole poco después a suelo ruso. Desde entonces es perseguido por la justicia de su país de origen, que le ha acusado de violar la ley de espionaje.

En los últimos años, además de escribir libros, Snowden trabaja de consultor y ofrece videoconferencias a nivel mundial sobre las tecnologías de la información, sus riesgos y amenazas.

Dentro de Rusia, no se ha manifestado en relación con la invasión de Ucrania en la que, ha apuntado su abogado, Anatoli Kucherena, se descarta que pueda participar como parte de la movilización parcial decretada la pasada semana por Putin. “Como Edward no sirvió en el Ejército ruso, no tiene práctica y experiencia militar, no puede ser movilizado”, ha apuntado a la agencia Interfax.

Al hilo de esta cuestión, el portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Ned Price, ha ironizado con la concesión de la ciudadanía rusa a Snowden: “Nuestra posición no ha cambiado... Tal vez lo único que ha cambiado es que, como resultado de su ciudadanía rusa, aparentemente ahora podría ser reclutado para luchar en la guerra de Rusia en Ucrania”.