Putin eleva el pulso y reconoce la independencia de Zaporiyia y Jersón

Los textos legales alegan que esta decisión se produce “de conformidad con los principios y normas del Derecho Internacional".
|
Vladimir Putin en una imagen reciente.
Vladimir Putin en una imagen reciente.
Gavriil Grigorov, Sputnik via Associated Press

El último fleco que faltaba por cerrar. El presidente ruso, Vladimir Putin, ha firmado dos decretos este jueves en los que reconoce la independencia de las regiones ucranianas de Zaporiyia y Jersón, según un comunicado publicado este viernes en el portal de información jurídica de Rusia. Ambas regiones se localizan más allá del Donbás (provincia conformada por las ya reconocidas Donetsk y Lugansk).

Los textos legales alegan que esta decisión se produce “teniendo en cuenta la “voluntad del pueblo” y “de conformidad con los principios y normas del Derecho Internacional, así como reconociendo y confirmando el principio de la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos, consagrado en la Carta de la ONU”.

Los decretos entran en vigor a partir del día de su firma, mientras que la ceremonia de cáracter oficial tendrá lugar este viernes a las 15.00 horas (hora local) en el Kremlin, según ha informado la agencia de noticias Interfax.

La misma sala en la que se anexionó Crimea

Durante el acto, que tendrá lugar en la suntuosa sala San Jorge del Gran Palacio del Kremlin, Putin pronunciará un discurso “de gran calado”, adelantó la Presidencia rusa.

En la misma sala el mandatario ruso ya firmó el 18 de marzo de 2014 el tratado para la anexión a Rusia de la península ucraniana de Crimea y de la ciudad de Sebastopol.

Por la tarde en la Plaza Roja se organizará un gran concierto en apoyo de la incorporación de nuevos territorios. Se espera que el evento cuente con la asistencia del jefe del Kremlin, lo que aún no ha sido confirmado oficialmente por las autoridades.

Líderes separatistas

El presidente ruso se reunirá, en el marco de la ceremonia, con los líderes de las cuatro regiones ucranianas que se han desplazado a Moscú de cara a estos actos tras la celebración durante los últimos días de diversas consultas.

Los resultados de los referendos divulgados por la Comisión Electoral de Rusia, con los recuentos ya culminados en la mayoría de los casos, arrojan un apoyo aplastante a la adhesión a Rusia en las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, con cifras que oscilan entre el 96,75 y el 98,7% a favor del ‘sí’.

Las consultas separatistas, que se celebraron del 23 al 27 de septiembre, fueron legitimadas por el Kremlin, pero condenadas por Kiev y Occidente como “farsas” democráticas, que no conceden ninguna validez a los referéndums, mientras que el Kremlin pretende utilizarlos para legitimar su ocupación, como hiciese en 2014 con la península de Crimea.

En el caso de Jersón, región limítrofe con la anexionada península de Crimea, más del 87% de los votantes apoyaron la anexión rusa; mientras más del 93% de los participantes en Zaporiyia respaldaron esa opción, según fuentes prorrusas.

Ambos territorios fueron conquistados por las tropas rusas en las primeras semanas de la campaña militar rusa, lo que permitió a Moscú abrir un corredor terrestre entre el Donbás y Crimea. La península bañada por el mar Negro depende para su supervivencia de los recursos hidrológicos, energéticos y del cereal del sur de Ucrania.

Las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, cuya independencia fue reconocida por Putin en febrero pasado, también celebraron referendos ilegales en los que apoyaron formar parte de Rusia.

Los líderes de esas cuatro regiones se dirigieron esta semana al jefe del Kremlin para que autorice su urgente ingreso en la Federación Rusa. Moscú ya había dejado claro que la hipotética anexión de los cuatro territorios, ocupados en el marco de la guerra, sería rápida.

Moscú se prepara para la fiesta de anexión

Moscú se prepara para la fiesta de anexión