Qué es realidad y qué es ficción en 'Blonde'

La cinta sobre Marilyn Monroe protagonizada por Ana de Armas no es un 'biopic'.
|
Ana de Armas, como Marilyn Monroe, en 'Blonde'.
Netflix
Ana de Armas, como Marilyn Monroe, en 'Blonde'.

Blonde no es un biopic al uso. Ni en las formas, ni el fondo, ya que está basado en la novela homónima de Joyce Carol Oates, una biografía ficcionada que relata con crudeza la vida de Marilyn Monroe.

La película protagonizada por Ana de Armas y dirigida por Andrew Dominik ha recibido críticas por su crudeza y por explotar las desgracias de Norma Jeane, mientras que otros destacan la manera brillante y creativa de narrar el descenso a los infiernos de la ‘ambición rubia’.

El cineasta se toma licencias creativas al igual que la novela que utiliza para construir el dramático relato de Marilyn, mezclando realidad con ficción. En la película aparecen escenas de la grabación de la mítica escena en la trampilla del metro de La tentación vive arriba o de sus problemas en el rodaje de Con faldas y a lo loco, ampliamente documentados. En otros pasajes, se ahonda en rumores nunca confirmados o en leyendas urbanas.

Si no has visto la película, este artículo contiene spoilers

La ausencia de su padre y los problemas psiquiátricos de su madre

Gran parte de la película gira en torno a la ausencia de una figura paterna en la vida de la actriz, lo que hace que no sepa quién es. En la cinta, su madre dice continuamente a la pequeña que su padre es una persona muy importante del estudio en el que ambos trabajaban.

La realidad es que Marilyn nunca conoció a su padre, Charles Stanley Gifford, con el que su madre, Gladys Baker, tuvo una aventura mientras ambos trabajaban en RKO Pictures. Los primeros años de la infancia de la actriz, que nació en 1926, transcurrieron con su madre, que en 1934 fue ingresada en un psiquiátrico después de haber sido diagnosticada de esquizofrenia y otros trastornos mentales.

Gladys Baker permanecería de hospital en hospital el resto de su vida. Tras el ingreso de su madre, la actriz vivió en varios orfanatos y casas de acogida hasta que se casó a los 16 años con James Dougherty.

La violación de un productor

Los inicios de la carrera de Marilyn no fueron fáciles y nadie la tomaba en serio, ni en la realidad ni en la ficción que se muestra en Blonde. Sin embargo, en la cinta se muestra cómo la actriz sufre una violación a manos de un alto ejecutivo llamado Mr. Z que le consigue sus primeros papeles.

Según la edición estadounidense de Vanity Fair, este hombre podría estar inspirado en Darryl F. Zanuck, responsable de 20th Century Fox Studio. No hay evidencias de que la violación sucediera, pero sí se sabe que Zanuck trató mal a la estrella y no le gustaba como actriz.

Su relación con Charlie Chaplin Jr.

Uno de los momentos más desconcertantes de la película es el triángulo amoroso entre Marilyn, Charlie Chaplin Jr. y Eddy G. Robinson Jr. El trío tiene además de una relación sexual, una conexión espiritual, aunque en realidad no hay ningún tipo de evidencia de que esto sucediera en la vida real.

Charlie Chaplin Jr. sí tuvo un romance con Norma Jeane que él mismo confirmó en su autobiografía después de años de rumores.

Los matrimonios con Joe DiMaggio y Arthur Miller

Blonde dedica parte de sus casi tres horas a narrar los matrimonios de Marilyn con el jugador de béisbol Joe DiMaggio y el dramaturgo Arthur Miller, aunque sin llamarlos por su nombre. En el caso del primero, se representa una relación marcada por la actitud posesiva y abusiva del deportista, que fue real.

La pareja se casó en 1954 y se divorció nueve meses después, justo después de que la estrella terminara de rodar La tentación vive arriba, algo que habría sido la gota que colmó el vaso para DiMaggio, que despreciaba sus papeles de rubia sexy. El propio hijo del atleta confirmó que su padre había pegado a la actriz y ella presentó el divorcio alegando “crueldad”.

Ana de Armas como Marilyn Monroe.
Netflix
Ana de Armas como Marilyn Monroe.

Muy diferente fue su matrimonio con Arthur Miller, con el que empezó a salir en 1995, después de mudarse a Nueva York. Ese fue uno de los grandes momentos de felicidad de la vida de Marilyn, que congenió con el dramaturgo gracias a su pasión por la literatura y el teatro.

Adrien Brody y Ana de Armas en 'Blonde'.
Netflix
Adrien Brody y Ana de Armas en 'Blonde'.

El affaire con Kennedy

Sobre la relación entre el presidente Kennedy y Monroe se han escrito ríos de tinta antes y después de la muerte de la actriz. Incluso surgió una teoría de la conspiración que aseguraba que la CIA había matado a la actriz porque estaba embarazada de él.

En la película se incluye una escena entre ambos, en la que el presidente la obliga a practicarle una felación mientras él habla por teléfono de asuntos de estado. En otras secuencias, los agentes del servicio secreto la mueven de un lugar a otro mientras la actriz está bajo los efectos de barbitúricos y alcohol.

Lo único que está claro de la relación entre ellos es que Marilyn le cantó el Cumpleaños Feliz en la fiesta celebrada en su honor en el Madison Square Garden en 1962. La única foto de ellos juntos es en la fiesta posterior, esa misma noche. Según Donald Spoto, escritor de la Marilyn Monroe: la biografía, uno de sus amigos aseguró que la actriz lo había llamado durante una escapada en la que compartía habitación con el político.

Los tres abortos

En la cinta Marilyn tiene un aborto médico después de su relación con Charlie Chaplin Jr. porque le da miedo que la enfermedad de su madre sea hereditaria. Después, durante su matrimonio con Miller, la actriz tiene un aborto espontáneo del que no se recupera anímicamente y que acaba con la relación después de que la intérprete comience a refugiarse en el alcohol. Marilyn también duda de si ha sido un sueño o si le han practicado un aborto tras quedarse embarazada de Kennedy.

La realidad es que no hay constancia de que la estrella se sometiera a un aborto médico, pero sí de que sufrió varios abortos espontáneos durante su relación con Arthur Miller. Además, en 2013, salieron a la luz unos informes médicos que señalaban que había tenido un embarazo ectópico en 1957.

Ana de Armas, en una escena de 'Blonde'.
Netflix
Ana de Armas, en una escena de 'Blonde'.

Los últimos meses de la estrella

El descenso a los infiernos absoluto de la icónica actriz se materializa en los últimos años de su vida, cuando trabajar le resulta cada vez más complicado y abusa de barbitúricos, alcohol y sustancias. Es algo común tanto en la pantalla como en la vida real, y sí es cierto que el equipo médico que atendía a Monroe le pinchaban sustancias para que pudiera seguir trabajando mientras batallaba con su ansiedad o problemas de insomnio.

La estrella de Hollywood murió en su casa de Los Angeles a los 36 años en la madrugada del 4 de agosto por una sobredosis de barbitúricos. A pesar de las teorías de la conspiración, la investigación declaró su muerte como un probable suicidio.

La vida de Marilyn en imágenes

Sugiere una corrección