¿Qué fue de Natalia Verbeke?

La actriz protagoniza 'El nudo', la nueva serie de Antena 3 que se estrena en Atresplayer Premium.
Getty Editorial

VITORIA.- La televisión ha asumido el rol del cine de hace unos años. Si no sales en la pequeña pantalla (o en las plataformas), te dan por desaparecido. Sin embargo, Natalia Verbeke no lo ha estado. No ha fallado nada para que no la hayamos visto en los últimos años. El motivo por el que se decantó por el teatro era lo suficientemente poderoso como para dar un giro a su vida: la maternidad. El teatro le permitía disfrutarla. Ahora, la intérprete reaparece con El nudo, la nueva serie de Antena 3 y Diagonal TV que se ha presentado este miércoles en el FesTVal del Vitoria y que se podrá ver de forma exclusiva en ATRESplayer Premium (al menos de momento).

Todo el mundo lo dice y ella no lo niega. Es una actriz de las de toda la vida, “de las comprometidas con la profesión, de las serias y de las que va con el texto aprendido. Y muy curranta”, ha explicado a El HuffPost. Eso también implica la exigencia, por ello ser madre no es lo único que alejó a Verbeke de la parrilla. La argentina es “muy selectiva”, pero no elitista. No es algo de ahora, si no cree en algo “le cuesta mucho hacerlo”.

Google sabe poco más de su vida privada que un paparazzi. Si esa parte se expusiera, el espectador se creería menos a los personajes, a pesar de que en las redes sociales ya no se oculta nada. No es ni miedo ni pudor: “Yo sé exactamente lo que cuelgo. Todo tiene que ver con lo que quiero que se vea de mí, no con lo que no quiero”.

“No comercio con mi vida”

Si Verbeke ha logrado reservar esa parte es porque siempre la ha cuidado mucho. “Es lo único que tengo para mí, por eso no comercio con mi vida ni lo he hecho nunca y lo único que se conoce de mí es mi parte profesional y lo que yo quiero que se conozca”.

Antena 3

Pero hay obviedades indiscutibles. Salir en televisión en otra época también empuja a que la gente que no acostumbra a ir al teatro compre una entrada, al menos por la curiosidad de ver a ‘esos famosos’. Para la “gente con mucha cultura televisiva” si no estás en pantalla estás fuera de juego “y mucha gente va al teatro a ver a esos actores que ven en la televisión”.

En los últimos tiempos ella ha estado haciendo un Chéjov (Espía a una mujer que te mata) y la comedia DOS más DOS. Y ha sido Atresmedia la que ha logrado que resurja en pantalla porque a Verbeke le gusta “su producto arriesgado, a veces fuera de lo comercial, y que permite al actor no ir a lo típico y hacer personajes atrevidos incluso en televisión. Eso es muy complicado”.

“Soy espectadora de Telecinco y de Antena 3. Me gustaría que no tuvieran ningún pique, lo interesante sería que no se intentara joder el uno al otro”

Es la eterna guerra de cadenas, la de Antena 3 y Telecinco. Una dice que lucha por crear ‘un sello’, y la otra que la televisión se hace para la gente y lo importante es arrasar en audiencia. Natalia Verbeke ve las dos: “Soy espectadora de Telecinco y de Antena 3. Los piques de las cadenas nunca los he entendido muy bien. Me gustaría que no tuvieran ningún pique, cada uno tiene su producto y lo interesante sería que no se intentara joder al otro. Que no entren en competición porque si crees en tu producto, ¿qué necesidad hay de hundir al otro? Eso es algo que nunca entenderé, pero claro, mi trabajo es otro”.

El nudo, que se ha rodado únicamente con una cámara para crear una sensación de intimidad, arranca con un accidente de coche en el que se ven envueltos Daniel y una desconocida mujer que viajaba con él y que desaparece sin dejar rastro. Este suceso provocará encuentros y desencuentros entre los personajes principales, dos parejas, de 40 a 50 años, que se enfrentan a una crisis existencial y que cada uno la afronta de una forma diferente. La serie aún se está rodando.

Series de ciencia ficción