ECONOMÍA
08/06/2020 18:45 CEST | Actualizado 10/06/2020 09:28 CEST

¿Qué ocurre con mis vacaciones si he estado en un ERTE?

Los trabajadores que se hayan visto afectados por una suspensión de empleo tienen menos días para descansar.

Clara Margais via Getty Images
Un grupo de personas toma el sol en un flotador con forma de unicornio en la playa de Palmanova, en Calvia (Mallorca).

Unos 4 millones de trabajadores se han visto incluidos en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a raíz del parón de la actividad económica ante la pandemia del coronavirus. Ante la inminencia del verano, muchos de los empleados afectados se preguntan si este año tendrán derecho a vacaciones y si el hecho de estar dentro de este mecanismo les afecta.

A pesar de no tener que ir a trabajar estos empleados no han perdido sus puestos, no están despedidos, sino que su contrato laboral se encuentra en suspenso durante un tiempo establecido.

Los afectados por un ERTE no generan vacaciones, ni pagas extraordinarias, durante el tiempo que estén incluidos en este mecanismo de suspensión de empleo. 

El derecho a las vacaciones está recogido en el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores. Ese artículo señala que los trabajadores tienen, como mínimo, 30 días de vacaciones al año. Esa cantidad puede ser mayor si así lo establece el contrato o en el convenio colectivo. 

“El período de vacaciones anuales retribuidas será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales”, explica el Estatuto de los Trabajadores

Si un empleado se ha visto afectado por un ERTE, este año tendrá menos vacaciones de las que tuvo el año pasado, ya que los días que no trabajó no computan. 

“En el caso de los expedientes de regulación de empleo temporal de suspensión de contrato, los trabajadores no generan días de vacaciones, pero sí cotizan a la Seguridad Social”, explican desde el equipo legal de reclamador.es.

La importancia de las fechas

Feodora Chiosea via Getty Images
Vector of a business man hand with pen marking important day on calendar.

Cada trabajador se verá afectado de una manera diferente por esa reducción de días de vacaciones, ya que no todos los ERTE son iguales, ni todos los contratos, ni todos los convenios.

El día de inicio y de finalización de expediente de la empresa resulta clave para saber cómo afectan las vacaciones. Estas fechas aparecen en la página web del SEPE. La mayoría de los expedientes se iniciaron con la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, y se terminarían cuando se vuelve al puesto. 

Imaginemos que Alberto, un trabajador ficticio, ha estado incluido en ese ERTE desde el 14 de marzo hasta este sábado 13 de junio. Es decir, no ha acudido a la oficina durante tres meses. 

Si Alberto tiene normalmente 30 días de vacaciones al año, quiere decir que cada mes de trabajo genera 2,5 días de descanso.

Al no haber trabajado durante tres meses, Alberto ha perdido una cuarta parte de sus vacaciones. Este año solo tendrá 22 días y medio de vacaciones.

Los ERTE de reducción de jornada también afectan

Aquellos trabajadores cuyo expediente no sea de suspensión del contrato, sino de reducción de la jornada también verán reducidas sus vacaciones. 

Si, por ejemplo, Alberto tiene una reducción de jornada del 50% durante seis meses. Eso significa que durante esos seis meses no genera los 15 días de vacaciones que le corresponden, sino solo 7,5 días.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST