Life

NUNCA le des estas chuches a tu perro

Hay que fijarse bien en el etiquetado para elegir el más correcto..
Perro comiendo una galletita.
Perro comiendo una galletita.

Si le das a elegir entre una galleta y su pelota favorita, es probable que tu mascota elija la primera. Las golosinas para perros son el regalo favorito de los dueños a sus mascotas. Un 87% opta por las galletitas, barritas y demás snacks para recompensar a sus compañeros, según la III Edición Estudio Anual sobre Mascotas en España.

Los veterinarios lo tienen claro: no hay que abusar de estos productos aunque son necesarios para el adiestramiento y la enseñanza de órdenes y comportamientos. Lo importante es no pasarse y también saber bien qué golosina elegir.

Así que antes de darle una galleta a tu perro si te da la patita, toma nota.

Cuáles son más saludables

A la hora de buscar un aperitivo, llama la atención que no son todos iguales. Hay galletitas, huesos naturales, huesos prensados, croquetas húmedas, barritas e incluso snacks dentales. Para tomar la decisión, Marta Hervera, veterinaria especialista en nutrición animal de Expert Pet Nutrition, señala que hay que prestar atención a que los componentes sean aptos para animales y no sean demasiado grasos.

“Debemos evitar productos que resultan tóxicos para los perros como ajo, cebolla, puerro (o productos que lo contengan), uvas y pasas, aguacate, chocolate o productos con cacao y golosinas que contengan xilitol”, detalla. También recomienda, igual que ocurre con los humanos, fijarse en la cantidad de azúcar que contienen.

Perro mordiendo un hueso prensado.
Perro mordiendo un hueso prensado.

Entre croquetas, barritas o galletas no son mejores ni peores unas que otras, aunque Hervera pone el foco en premiarles con “carnes secas como cueros u orejas”, principalmente presentes en tiras, huesos naturales o huesos prensados.

“En más de una ocasión se ha reportado contaminación bacteriana patógena en ellos, ya que estos productos son más sensibles a esta contaminación que otros cocinados (horneados o extrusionados)”, indica la experta. Del mismo modo hay que prestar atención a los huesos naturales y asegurarse de que no sean proclives a astillarse y que se adapten a la fuerza mandibular de cada perro.

Otra variante que se puede encontrar en las tiendas de animales son los snacks aparentemente saludables que se venden como suplementos alimenticios. Hervera recalca que si el perro sigue una alimentación completa y equilibrada no son necesarios.

“Puede ser contraproducentes, ya que abusar de algunos nutrientes puede resultar tóxico y tener efectos negativos sobre la salud. Hay algunos con niveles bajos de nutrientes para evitar que sean tóxicos. En cualquier caso nunca sustituyen a una ración completa y equilibrada adaptada a nuestro perro”, detalla la especialista.

Cuántos hay que darles al día

Para no pasarse en la cantidad de snacks y causar algún daño al animal, los expertos recomiendan fijarse en que sean seguros, es decir, de un fabricante con garantía y gestionar correctamente la dosis.

“Es importante no dar más de un 10% de las calorías diarias como extras en golosinas. Si nuestro perro necesita 1000 kcal diarias solo se le darán 100 de extra y 900 de comida equilibrada”, señala Hervera.

Para saber cuántas calorías debe consumir de media cada animal, la Asociación para la Prevención de la Obesidad en Animales de Compañía da como cifras orientativas: entre 200 y 275 kcal diarias para perros de 4 kg —como un yorkshire o un pinscher—; entre 300 y 400 kcal diarias para los animales de 9 kg —como un carlino o un fox terrier—; y un perro de 22 kg —como un samoyedo o un border collie—, entre 700 y 900 kcal.

Dosis de snacks diarias por tamaño de perro.
Dosis de snacks diarias por tamaño de perro.

Para tener en cuenta las calorías que incluye cada ración hay que mirar el etiquetado de las golosinas y, a partir de ahí, dosificárselas al animal. Por ejemplo, si vamos a someterle a situaciones de estrés o exponerles a un adiestramiento, lo mejor es partir las golosinas en trozos más pequeños para dárselas durante más tiempo. Los expertos también señalan que hay que tener en cuenta el carácter y la actividad física que realiza el animal.

Si se sobrepasa esta cantidad, Hervera advierte que se pueden generar desequilibrios nutricionales, además de favorecer el sobrepeso y la obesidad. “Los perros necesitan más de 40 nutrientes esenciales diarios a ingerir en las cantidades adecuadas para que no haya deficiencias de nutrientes que desencadenen problemas salud. Un alimento completo aporta todos estos nutrientes además de adaptarse a las necesidades de cada perro, los snacks no”, detalla Hervera.

Otra consecuencia de pasarnos con los premios es que le saciemos tanto que no tome su comida habitual y, por tanto, tenga déficit de este tipo de nutrientes. “Si añadimos productos que van a llenarle pero que no aportan los nutrientes adecuados podemos provocar que no coma su ración y que no le lleguen suficientes nutrientes”, indica.

Hay opciones saludables

Tal y como indica Hervera, “los productos comerciales como galletas o barritas aportan unas 4 kcal por gramo, aunque puede haber variaciones”. Si esto nos parece demasiado, se puede optar por una recompensa casera con la que podamos calcular más fácilmente las calorías que le damos a nuestra mascota.

“Por ejemplo, si nuestro perro puede tomar un máximo diario de 100 kcal podrá tomar 200 gramos de manzana pero solo un par de barritas para perro”, indica Hervera, quien señala que hay ciertos complementos que tienen beneficios para la salud como “ácidos grasos u Omega 3”.

Alimentos prohibidos para perros