Qué tiempo va a hacer en Semana Santa

Cofrades, hosteleros, turistas y prácticamente todos miran al cielo en la primera Semana Santa "casi igual" que las anteriores al coronavirus.
Todo preparado en Sevilla, con las sillas ya en 'Carrera oficial' para la Semana Santa... a la espera del tiempo
Todo preparado en Sevilla, con las sillas ya en 'Carrera oficial' para la Semana Santa... a la espera del tiempo
Europa Press News via Getty Images

Tres años después, la pregunta vuelve a ser fundamental. ¿Qué tiempo hará en Semana Santa? Tras la irrupción del coronavirus, hoteleros, turistas, cofrades y la población en general había olvidado mirar al cielo para saber si habrá lluvia.

Ahora vuelven las procesiones, las escapadas a la playa o al pueblo —sin apenas restricciones ya por la pandemia— ... siempre que la meteorología lo permita.

De momento, este fin de semana, que para los más aficionados ya dejará procesiones en Andalucía y otros rincones, habrá buena temperatura en casi toda España, con algo de nubes pero escasas opciones de lluvia. Solamente en la zona norte del Cantábrico, entre País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia, como indica la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Para el Lunes Santo, la cosa cambia. De acuerdo con eltiempo.es, llegará la borrasca Evelyn a la Península, donde dejará nubes y lluvias generalizadas en buena parte de España. Para el Martes Santo esas precipitaciones se podrían dar más focalizadas en Galicia, Aragón y Cataluña.

El panorama mejora para los ‘días grandes’. El Miércoles Santo se espera una bajada en extensión e intensidad de esas lluvias, que podrían darse únicamente en Baleares y la zona este (Levante, principalmente). Pero mediada la tarde se prevé la entrada de un anticiclón fundamental para la estabilidad del clima en los festivos.

La estimación es que el Jueves Santo y el Viernes Santo (también, por tanto, durante ‘La Madrugá’) se disfrute de un anticiclón generalizado y las temperaturas al alza, con predominio del sol y el buen tiempo.

Lo mismo, para Sábado Santo y Domingo de Resurrección, que se presentan, por ahora, con buenas perspectivas para poder disfrutar de la primera Semana Santa casi normal en tres años