Qué ver en Almería: 10 visitas imprescindibles

¿Qué ver en Almería? Si vas a pasar aquí tus vacaciones necesitas conocer los secretos que esconde esta ciudad y municipio. ¡Descubre qué ver en Almería!
Vista del Mar Mediterráneo con el CAstillo de San Felipe, en el Cabo de Gata, Almería.
Antonio Luis Martinez Cano via Getty Images
Vista del Mar Mediterráneo con el CAstillo de San Felipe, en el Cabo de Gata, Almería.

Almería es una de las provincias más bonitas de toda Andalucía. Así que si no sabías dónde ir de vacaciones en Andalucía, no busques más, Almería es tu destino este verano.

Cada año es el lugar escogido por miles de turistas, tanto nacionales como extranjeros, que quieren aprovechar el buen tiempo y el sol que baña la ciudad. Hay tantas cosas que ver en Almería que no sabrás por dónde empezar, pero para eso estamos aquí. Desde El HuffPost te presentamos la guía perfecta para sacar el máximo provecho a tu visita.

Qué ver en Almería: 10 visitas imprescindibles

Desde sus preciosas playas (algunas de ellas entre las mejores de España y del mundo), pasando por pueblos igual de bonitos como el de Aguadulce, del que ya hablamos en el post sobre qué ver en Aguadulce, hasta sus increíbles paisajes naturales, como el Cabo de Gata. También es el lugar más soleado y seco de toda Europa, de hecho, posee el único desierto del continente.

La provincia tiene hasta su propio “Hollywood”. Sí, lo habéis leído bien. Almería ha sido el escenario de muchas de las películas más conocidas de vaqueros y el viejo oeste. Por cierto, si eres fan del cantante con rizos más famoso de España, David Bisbal, debes saber que esta fue la tierra que le vio nacer.

Es una ciudad que cuenta con una vibrante vida cultural y de ocio, además de ofrecer numerosas actividades. Es perfecta para ir de vacaciones solo si escoges España como destino, aunque también tiene un toque romántico que te encantará. ¿A quién no le gustaría disfrutar de un atardecer aquí? Muy recomendable para pasar unas vacaciones en pareja por nuestro país.

Sin más rodeos, aquí va nuestra lista de imprescindibles:

Cabo de Gata

Comenzamos el recorrido de que ver en Almería con uno de los paisajes naturales más reconocidos de la zona: el Cabo de Gata.

Se trata de una reserva natural de carácter semidesértico y de pasado volcánico. Prueba de ello es que aquí encontramos la formación volcánica más importante de la Península Ibérica.

Cuenta con una gran fauna y flora que solo se da en este lugar; sin embargo, su mayor tesoro en este sentido lo encontramos sumergido en el mar Mediterráneo. El ecosistema marino que tiene el lugar esconde fondos marinos muy destacados, por lo que se ha convertido en el lugar ideal para los amantes del buceo.

También dispone de largos senderos por los que perderse andando como, por ejemplo, la Senda Minera de Lucainena de las Torres, ideal para todo tipo de personas, ya que no supone una gran dificultad y apenas son 6 kilómetros de recorrido. Muchos de estos caminos acaban desembocando en playas, tales como la Isleta del Moro, San José o la más bonita de todas (bajo nuestra opinión) la Playa de los Muertos.

Castillo en la Cala de San Pedro, Cabo de Gata, Almería.
Geography Photos via Getty Images
Castillo en la Cala de San Pedro, Cabo de Gata, Almería.

Sierra Nevada

Seguimos disfrutando de los bellos paisajes que nos ofrece Almería. Ahora nos movemos hasta su macizo sistema montañosa, Sierra Nevada.

Es una cadena que se extiende a lo largo de toda Granada y, en su parte más oriental, por Almeria. Solo los Alpes superan en altitud a Sierra Nevada en Europa Occidental. Supone un auténtico contraste con la imagen que ofrecen las playas mediterráneas de la provincia. Una mezcla única para los que aman la naturaleza.

Lo mejor (y más recomendable) es hacer una ruta de senderismo por sus laderas y disfrutar de su variedad animal, entre los que encontramos zorros, gatos monteses o erizos.

Una pareja disfruta viendo la nieve en Sierra Nevada.
Miguel Angel Partido Garcia via Getty Images
Una pareja disfruta viendo la nieve en Sierra Nevada.

Oasys Minihollywood

El destino por excelencia si eres un amante del cine western. Minihollywood consiste en uno, o más bien varios, decorados ahora transformados en un parque temático, que han servido como set de rodajes de muchísimas películas de vaqueros en la década de los 60 y 70. Una de las más destacadas es la película El bueno, el feo y el malo, aunque ha servido de inspiración para otras más modernas como La Última Cruzada o Indiana Jones.

Está situado en pleno Desierto de Tabernas, lo que te ayudará a sentirte como en el Viejo Oeste americano. Un lugar ideal para ir de vacaciones con niños, aunque igual de recomendable para adultos. Cada día, hay espectáculos de cowboys y bailes de “can can” (similar al cabaret francés), que tienes que ver en Almería cuando visites este “Hollywood” .

Aquí también podréis visitar el Museo del Cine, donde se almacenan proyectores, linternas, cintas y mil elementos relacionados con el séptimo arte. Por último, puedes conocer su reserva zoológica. Abierta desde 1997, cuenta con más de 200 ejemplares como rinocerontes, cocodrilos, cebras o jirafas.

Entrada a Fort Bravo, una de las zonas que componen Oasys Hollywood.
ullstein bild via Getty Images
Entrada a Fort Bravo, una de las zonas que componen Oasys Hollywood.

Desierto de Tabernas

Y ya que nos hemos desplazado hasta aquí, no podemos dejar pasar el Desierto de Tabernas. Es el único en toda Europa y se encuentra a solo 30 kilómetros de la capital.

Un lugar tranquilo en el que sentir la arena del desierto acariciando tus pies mientras lo recorres. También podrás hacerlo a lomos de un camello en una de las varias rutas que ofrecen.

Además, el Desierto de Tabernas es el hogar de numerosas especies de animales endémicos de la zona. Si tienes suerte podrás ver aquí hasta búhos reales alimentándose de pequeños mamíferos. Otra experiencia que te recomendamos es disfrutar de una noche estrellada, una de las cosas que hacer y ver en Almería, sin duda.

Y si te gusta la famosísima serie de Juego de Tronos, sabrás que aquí se han grabado algunas escenas. Podrás visitar Fort Bravo o el Oasys Minihollywood, unos parques temáticos en los que sentirte como en una película western.

Desierto de Tabernas, Almería.
Ventura Carmona via Getty Images
Desierto de Tabernas, Almería.

El Cable Inglés

En Almería encontramos una de las construcciones más impresionantes de comienzos del siglo XX. Se trata de El Cable Inglés, una obra de ingeniería destinada a transportar, almacenar y embarcar mineral procedente de las minas de hierro de Alquife (Granada). Su nombre se debe a que en un principio fue propiedad de la compañía inglesa The Alquife Mines Railway Limited.

Fue levantado mezclando madera, hierro y hormigón. Cuenta con dos partes: un acceso que une la estación del ferrocarril con el cargadero, y, por otro, el propio embarcadero en el que los trenes descargaban directamente el material en la bodega de los barcos.

Es Bien de Interés Cultural desde 1998 por sus valores históricos, simbólicos y estéticos.

El Cable Inglés, una enorme plataforma que servía de unión entre los ferrocarriles de carga de minerales y los barcos, también de carga.
Barry Winiker via Getty Images
El Cable Inglés, una enorme plataforma que servía de unión entre los ferrocarriles de carga de minerales y los barcos, también de carga.

Alcazaba de Almería

Puede que en tu visita a esta provincia andaluza te surja la pregunta de ¿qué ver en Almería capital? Pues la respuesta es que hay mucho que ver aquí. Uno de los monumentos más importantes es la Alcazaba, una colosal construcción árabe que tiene más de 1000 años de historia. Una muestra que nos habla del paso (y larga estancia) de los musulmanes en la península. Es la construcción árabe más extensa de España y guarda un cierto parecido al que podemos ver en Málaga capital.

Se encuentra en lo alto del Cerro de San Cristobal y cuenta con mures de tres metros de espesor y unos cinco de altura, formando así un recinto cerrado. Es posible pasear por sus murallas y conocer las torres que la conforman como la Homenaje y la Pólvora.

Muros y torres de la Alcazaba de Almería.
Henryk Sadura via Getty Images
Muros y torres de la Alcazaba de Almería.

Catedral de la Encarnación

Para los amantes de la arquitectura religiosa, la Catedral de la Encarnación es una parada obligatoria y una de las obras más destacadas que ver en Almería.

Esta edificación tiene un aspecto curioso, ya que en un primer momento puede parecer más una fortaleza que un templo de culto. Por ello, es considerado como la única catedral-fortaleza del siglo XVI. Cumplía una doble función: culto religioso y defensa. Recordemos que se levantó en una época en la que había continuos ataques berberiscos sobre la ciudad. Este aspecto defensivo se puede apreciar en su fachada principal, con torreones y grandes contrafuertes.

Es una muestra clara de transición entre el Gótico tardío y el Renacimiento, como se observa en sus portadas, aunque también tiene elementos del Barroco y el Neoclásico.

Por todo lo anterior ha sido declarado Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico.

Entrada principal de la Catedral de Almería
Google Maps.
Entrada principal de la Catedral de Almería

Aquarium de Roquetas de Mar

Este recinto acuático, el más grande Andalucía, lo encontramos en un pueblo perteneciente a Almería, Roquetas de Mar. Es un lugar al que ir en familia, especialmente, si viajas con pequeños. Podrán (podréis) aprender sobre el cliclo del agua, desde su condensación hasta su precipitación sobre la tierra.

Se divide en varias zonas, cada una de ellas destinadas a un clima en concreto, de tal forma que es posible conocer los distintos hábitats marinos que hay alrededor del mundo, aunque el más destacado es el tropical. Si eres atrevido puedes bucear con tiburones y otras especies marinas en un tanque de agua.

Las entradas son de 14,95 euros para adultos y menores de 14 años a 10,95 euros. Existen descuentos para familias numerosas y personas con discapacidad.

Entrada del Aquarium de Roquetas de Mar
Google Maps
Entrada del Aquarium de Roquetas de Mar

Mojácar

Otro destino al que se puede ir y que es muy recomendable ver en Almería es Mojácar. Este municipio se encuentra a 90 kilómetros de Almería capital y es considerado uno de los pueblos más bonitos de España. Creo que solo con esto ya hay motivos más que suficientes para visitarlo.

Mojácar cumple perfectamente con el prototipo de pueblo andaluz. Se trata de un laberinto de calles de casas blancas y calles estrechas. Todo muy “instagrameable”. Lo más destacado es su casco antiguo y sus playas.

Como hemos mencionado, en su casco antiguo encontramos callejuelas estrechas, flanqueadas por balcones decorados con flores de colores que contrastan con el blanco de las fachadas. En muchas de estas viviendas veremos un pequeño símbolo negro pintado. Se trata de la figura del índalo y supuestamente ahuyenta el mal de ojo. La cantidad de estos dibujos le han otorgado a Mojácar el nombre de Pueblo Índalo.

En cuanto a sus playas, ¿qué decir? Es conocida por muchas como la Ibiza del Sur y no solo por su gran ambiente nocturno y la gran cantidad de restaurantes, bares y tiendas en las que pasar una tarde de paseo. Sus playas son de aguas transparentes y sus arenas son finas. No se puede pedir más.

Una típica calle en Mojácar, Almería.
Jamie Waters / EyeEm via Getty Images
Una típica calle en Mojácar, Almería.

Disfruta de sus preciosas playas

Si hay algo que debemos ver en Almería y, por supuesto, disfrutar son sus magníficas playas. Esta ciudad ha logrado mantener un importante equilibrio entre su patrimonio histórico y cultural a la vez que se ha consolidado como un destino vacacional de sol y playa.

Almería posee una de las mejoras zonas costeras de Andalucía y España, en general. Hay playas de todo tipo y para todos los gustos: salvajes, hippies, urbanas... En muchas de ellas podrás aprovechar para degustar algún plato de pescado fresco en sus numerosos chiringuitos.

Destacan algunos nombres como la Playa de los Genoveses, con un paisaje sin construcciones y sin asfaltos. Vaya, una playa virgen de las que pocas quedan.

En Aguadulce también saben de buenas playas y, de hecho, una de las más destacadas la encontramos aquí. Tiene arena gruesa y negra, pero es realmente cómoda y accesible. Apenas cuenta con 2 kilómetros de playa, por lo que prepárate para luchar por colocar la sombrilla.

Almería también cuenta con varias calas entre las que están la Cala de En Medio, la Cala Rajá y Cala San Pedro. Todas perfectas para disfrutar de un día de arena y mar.

Playa de los Genoveses, Almería.
Geography Photos via Getty Images
Playa de los Genoveses, Almería.
Sugiere una corrección