VIRALES
06/10/2018 13:08 CEST | Actualizado 06/10/2018 20:16 CEST

Quequé ('La Vida Moderna'): "El nacionalismo es de fachas"

Entrevista al cómico Héctor de Miguel, Ribereño del Año y ministro de Cancaneo de 'La Vida Moderna'.

RIBERA DEL DUERO

La Vida Moderna es ver la Misa de La2 y pedir la hostia por Deliveroo. Esta es una de las últimas definiciones que los oyentes mandan a este programa de las madrugadas de la Cadena SER presentado por David Broncano, Ignatius Farray y Quequé.

Han fundado un país —Moderdonia—, tienen un lenguaje propio y un show en directo al que han llegado a acudir más de 2.000 personas. Las noches de "la puta SER", dicho por ellos, no son lo mismo desde que hace cinco años llegasen estos tres cómicos a ponerlo todo patas arriba.

Uno de los tres pilares de este tótem de la "commedia", como ellos lo definen y siempre con dos emes, es Héctor de Miguel, más conocido en el mundillo como Quequé, ministro de Cancaneo y máximo exponente del sudapollismo, una corriente filosófica que aboga por la Nada como forma de vida.

Su labor como ministro de Cancaneo ha obtenido sus frutos y ha sido nombrado Ribereño del año "por su trayectoria y firme apuesta por los vinos y bodegas de la Denominación de Origen Ribera del Duero".

"Espero que me den vino de por vida, dicen que es por un año, pero yo quiero poder mandar un WhatsApp y que alguien me traiga vino", dice Quequé a El HuffPost por teléfono el mismo día que es condecorado con honores en la 2ª Gran Fiesta de la Vendimia de Ribera del Duero.

RIBERA DEL DUERO

Para no dar la turra, este es el resumen de la entrevista con Quequé en una serie de reflexiones sobre la vida, la comedia, la política y Huelva, siempre Huelva.

Sobre La Vida Moderna:

"Somos tres amigos haciendo humor y siempre es bonito que llegue a la calle el lenguaje que vamos soltando en la SER"

El éxito de un programa se puede medir por el impacto que tiene en la forma de hablar de las gentes, ya lo hizo Chiquito de la Calzada y ahora, en menor medida y para millennials, lo están haciendo ellos. La turra, la commedia y el sudapollismo son son conceptos que forman parte de una gran parte de la chavalada de este país.

Pero sin duda, lo que ha propiciado que los tres estén en el escalafón más alto de la comedia —con permiso de José Mota— es la buena sintonía que tienen entre ellos. Pero, ¿cómo se conocieron?: "A Broncano lo conocía de Cuatro. Ignatius, antes de ser mainstream, era un cómico de cómicos porque llegaba a sitios y a lugares a los que nadie podía llegar".

Sobre el cambio de hora de La Vida Moderna:

"Las cuatro de la mañana es la hora que nos merecemos"

La nueva temporada ha traído cambios en la parrilla de la SER y el inicio de temporada de La Vida Moderna no ha sido el esperado por los seguidores del programa. Han pasado de la 1.00 a las 4.00. Todo empezó con lo que ellos llamaron "un programa en crudo, un programa sashimi", sin música, sin sintonías, sin público y con un humor costumbrista que no fue del todo bien recibido.

"Se nos ocurrió todo el domingo por la noche en casa de Nacho (Ignatius), por hacer la coña, pero de ahí muchos han sacado una teoría de la conspiración, que estaba detrás Felipe González y que lo hemos hecho como protesta por el cambio de hora, pero nada de eso", asegura el cómico.

Y sentencia: "El cambio de hora nos da igual porque nuestro público está en Youtube y en podcast, la gente puede consumir el programa cuando quiera".

Sobre los canales de pago:

"No podemos competir contra Sálvame o contra la Isla de los famosos, tenemos que estar en el pago"

Los cómicos han encontrado en Movistar + un paraíso en el que poder dar rienda suelta a la creatividad sin el yugo de las audiencias y el control extremo de los medios generalistas. Quequé en Loco Mundo, Andreu Buenafuente en Late Motiv y David Broncano en La Resistencia han triunfado con formatos que no tendrían cabida en un Telecinco o un Antena 3.

Las mujeres en la comedia:

"Necesitamos 25 cómicas en primera línea"

Es cierto que los cómicos han encontrado en el pago su campo de pruebas pero aún hay una tarea pendiente: que haya mujeres haciendo humor. "Somos igual de machistas que el público en general y necesitamos 25 cómicas rápidamente en primera línea", señala.

"Yo he puesto mi granito de arena", añade. Lo dice porque sus últimos proyectos los ha hecho acompañados de la cómica Valeria Ros.

Sobre su polémica con Huelva:

"No es bonito entrar en Twitter y ver que 99 de cada 100 mensajes son personas de Huelva insultándonos"

Pero no todo ha sido un campo de vino y rosas para La Vida Moderna. El éxito también les ha traído problemas. El más grave lo tuvieron con la ciudad de Huelva, de la que simplemente dijeron que "era fea". Esto provocó una cacería contra el programa y que hasta el presidente de la Diputación clamase contra ellos.

"Eso demuestra la mediocridad de nuestra clase política", afirma Quequé, que recientemente ha celebrado en Twitter la imputación del presidente de la Diputación de Huelva por corrupción.

Y sentencia: "Hay problemas mucho mas importantes que lo que hagamos nosotros, están pasando cosas mucho más importantes en Huelva como para preocuparse de eso".

Sobre el nacionalismo

"La comedia tiene que ser de abajo a arriba, pero el nacionalismo sí puede ir de la mano del rico"

Quequé no se corta: "El nacionalismo es de fachas". Es una frase que ha repetido en multitud de ocasiones y que no ha sido bien recibida por algunos independentistas. De hecho, llegó a tener un pequeño beef —encontronazo— con Gabriel Rufián por Twitter que se saldó con una invitación a La Lengua Moderna, el programa veraniego de Quequé en La SER.

Pero remarca: "Los tres creemos que tiene que haber un referéndum en Cataluña".

Sobre Moderdonia, su país inventado

"Tocamos techo con Moderdonia cuando en un pueblo de Guadalajara vinieron más de 3.000 personas"

Sí, han leído bien. Ignatius, Quequé y Broncano fundaron su propio país. Con su himno, su bandera y sus cargos correspondientes. No es extraño pasear por ciudades de España y ver colgada en algunos balcones una bandera rosa y blanca con una 'M' gigante.

"Moderdonia es un estado mental", reza el himno al que puso letra Quequé. En su aniversario, un año después de la formación de la República Dictatoral de Moderdonia, más de 3.000 personas se reunieron en un pueblo de Guadalajara para presenciar la grabación del programa.

Pero Moderdonia terminó: "Como no queremos dar mas la turra decidimos acabar con eso".

Sobre su futuro laboral

"Quiero hacer ficción, me gustaría hacer una película"

El cómico es un amante de la música y, además de hacer cine, le gustaría presentar un programa de música. Y, a pesar de que se prodiga poco ahora en televisión, él "no pierde la esperanza".

Lo tiene claro: "Quiero hacer ficción, me gustaría hacer una película". En Estados Unidos, apunta, es normal que un buen cómico dé rápidamente el salto al cine: "En EEUU se entiende que por ser buen cómico eres buen actor y rápido te dan papeles buenos o te dejan hacer tu propia peli".

En España, en cambio, parece que el futuro de los humoristas está en los concursos: Juanra Bonet en Boom, Arturo Valls en Ahora Caigo y Dani Martínez en El concurso del añoson los máximos exponentes de ello.

"Sólo presentaría un concurso si es bueno", advierte.

El unboxing de Franco

"Sacar a Franco del Valle de los Caídos fue idea nuestra"

La exhumación de Franco del Valle de los Caídos es un logro que Quequé toma como propio: "Habrá que hacer algo con el unboxing de Franco, que aunque lo vaya a hacer Pedro Sanchez fue idea nuestra".

Y es verdad: en octubre de 2016 La Vida Moderna grabó un programa desde el Valle y trataron de entrar a ver la tumba del dictador.

Cuando se consume la exhumación, prometen celebrarlo por todo lo alto en La Vida Moderna, para desgracia del portavoz de la Fundación Francisco Franco, con el que tuvo también sus más y sus menos en antena.

ESPECIAL PUBLICIDAD