NOTICIAS
22/04/2021 14:35 CEST

Quién es Igor el Ruso y cuál es su historia

El hombre de las mil caras.

Europa Press News via Getty Images
Norbert Feher, más conocido como ‘Igor el Ruso’

Los miembros del jurado han declarado culpable al serbio Norbert Feher, más conocido como Igor el Ruso, de los asesinatos de un ganadero y dos guardias civiles en una caseta rural ubicada en Andorra, Teruel, el 14 de diciembre de 2017.

Igor el Ruso está considerado uno de los asesinos más peligrosos del mundo, motivo por el que ha declarado ante los tribunales españoles dentro de una urna construida para aislar a este delincuente.

También le han calificado como “El hombre de las mil caras” por las artimañas que utilizaba para despistar a la justicia, con disfraces que van desde pelucas hasta trajes militares e incluso distintos nombres.

Nació en Subótica, Serbia, donde comenzó su andanza en el mundo criminal. En su país de origen llevó a cabo los primeros robos y en 2003 fue condenado por violación. Sin embargo, consiguió fugarse de la cárcel. A partir de ese momento, decidió dar un cambio y trasladarse de país.

Llegó a Italia en el año 2005, consiguió trabajo y fue considerado como un vecino más, hasta que la faceta de ladrón de Igor empezó a despertar de nuevo. La mayoría de los hurtos los llevó a cabo en Ferrara, localidad donde la policía italiana lo detuvo tras encontrarle en una casa abandonada.

En esta ocasión, el serbio utilizó un nombre falso, “Igor Vaclavic”, con el objetivo de despistar a las autoridades y tratar de burlar sus antecedentes en Serbia. Además, aseguró tener un pasado ruso, lo que dio origen a su mote Igor el Ruso, nombre con el que será conocido en toda Italia.

Tras salir de la cárcel volvió a Ferrara donde se unió a una banda criminal dedicada a asaltar ancianos para robarles y secuestrarles, pero fue en 2017 cuando se desató realmente el terror. Este año Igor asesinó a un hostelero y un guardia y a partir de ese momento se convierte en una prioridad para las fuerzas de seguridad italianas.

En el año 2017 el serbio llegó a España cruzando la frontera en bicicleta y se instaló en Teruel. A pesar de las múltiples alertas internacionales de busca y captura, en España no se sabía nada sobre su existencia.

Al poco de llegar a la ciudad ya hizo notar su presencia con múltiples robos en los que se llevaba, principalmente, comida y distintos objetos para su supervivencia en la montaña. El 5 de diciembre 2017 mostró su cara más violenta al tratar de asesinar a dos personas en Albalate del Arzobispo. 

Sin embargo, el 14 de diciembre es cuando se desató realmente la tragedia. Igor abatió a un ganadero de un disparo en el corazón y lo remató cuando intentaba huir.

Después se escondió tras el coche del hombre para asaltar a los dos agentes que se habían desplazado al lugar de los hechos tras ser alertados de disparos en la zona. Así, este delincuente disparó por la espalda a los policías y los remató en el suelo.

En marzo de 2019, un tribunal de Bolonia condenó a cadena perpetua a este asesino por quitarle la vida a dos personas, un hostelero y un guardia, en Ferrara. En España, cuenta con una condena de 21 años de prisión por intentar matar a tiros a dos personas el 5 de diciembre de 2017.

Ahora, un jurado le ha declarado culpable de tres asesinatos, un ganadero y dos guardias civiles. Tras el objeto del veredicto, el criminal se encuentra a la espera de que el tribunal emita la sentencia con las penas que se imputan, para quien la fiscalía y la acusación particular solicitan prisión permanente.

NUEVOS TIEMPOS