INTERNACIONAL
22/06/2019 11:54 CEST

Jeremy Hunt, el político calmado frente al 'trumpismo' de Boris Johnson

El actual ministro de Exteriores quiere dar el salto definitivo y suceder a Theresa May

AFP

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, no había ni anunciado su dimisión cuando el nombre de Jeremy Hunt (Londres, 1966) ya sonaba como el del único con opciones reales de pelear contra Boris Johnson por suceder a la premier. Desde el pasado jueves esto es una realidad: con May fuera ya, serán ellos los que compitan en la gran batalla final, cuyo desenlace se conocerá a finales de julio.

De Johnson se conoce, a estas alturas, prácticamente todo. Su perfil excéntrico, alocado, y hasta atrumpado hace que más allá de Reino Unido se sepa quién es y qué prioridades tiene el exalcade de la city. De Hunt, actual ministro de Exteriores, no se puede decir lo mismo. Aunque ello no implique que cuente con una personalidad o ideario menos interesantes que su oponente. De hecho, la forma en la que se ha movido y evolucionado en el seno de su partido, el Conservador, hace que más de uno esté descolocado con su persona. Y eso puede jugar a su favor.

Allá por 2016 -sí, ese año marcado a fuego en la historia reciente británica-, cuando estaban en en plena campaña antes del Brexit, Hunt defendió la permanencia de su país en la UE. Desde entonces se ha ido moviendo partiendo del interior del partido hacia el ala de la salida. Ahora quiere ser quien lidere el divorcio definitivo con el club comunitario. ¿Su gran reto? Convencer a sus colegas de que no es May 2. Porque sí, seguro que leyendo su historial en lo que al Brexit se refiere les ha recordado a la postura de la exprimera ministra. Si les ha sucedido esto, no están solos: sus críticos le echan en casa que no es más que una “réplica en masculino de la ambigüedad y tibieza de Theresa May”. Los más radicales del partido tienen claro que, tras el fracaso de tener a una remainer al frente de las negociaciones de divorcio, quieren un Brexiteer en el Número 10.

Hunt es una réplica en masculino de la ambigüedad y tibieza de Theresa MayFuente del Partido Conservador

A él poco parece importarle el que la gran mayoría destaca como su punto débil. De hecho, está tratando de convertirlo en su fortaleza ya que, frente a la figura estridente de Johnson, Hunt se presenta como el candidato responsable capaz de llevar el Brexit a buen puerto. Esta templanza le ha hecho sumar apoyos tan relevantes como los de la ministra de Trabajo y Pensiones, Amber Rudd, y la de Defensa, Penny Mordaunt. “Confío en él para gestionar el Brexit, porque le he visto actuar en las reuniones del Consejo de Ministros del último año. Todos los bandos le otorgan credibilidad, pero tampoco él dudó en tomar partido, y lo hizo por una salida de la UE con acuerdo”, aseguró Mordaunt.

Confío en él para gestionar el Brexit, porque le he visto actuar en las reuniones del Consejo de Ministros del último añoMinistra de Defensa británica, Penny Mordaunt

Paradójicamente las vidas de Johnson y Hunt se cruzaron antes de esta nueva pelea interna en el seno del Partido Conservador. Fue precisamente el titular de Exteriores quien sustituyó a Boris Johnson al frente de esta cartera hace casi un año, cuando el exalcalde de Londres presentó su dimisión por discrepancias en la gestión del Brexit por parte de May.

Su trayectoria como ministro de Exteriores ha sido corta, pero intensa. Más allá del Brexit, a Hunt le ha dado tiempo a ser testigo de dos visitas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al país, un mandatario con el que ha tenido sus más y sus menos. Tal y como recuerda la agencia Efe, el año pasado se enzarzaron en Twitter en un cruce de reproches, después de que Trump criticara el Servicio Nacional de Salud británico (NHS, en sus siglas en inglés).

Sin embargo, y son esta clase de idas y venidas las que sus críticos le afean, hace días Hunt afirmó que estaba de acuerdo al “150 %” con la opinión del mandatario estadounidense sobre el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, al que criticó duramente durante su visita de Estado al Reino Unido a principios de este mes.

Sus palabras generaron tal polémica, que se vio obligado a matizarlas diciendo que no lo estaba con el tono racista de las críticas del político republicano estadounidense y recordó, tal y como apunta Efe, durante el debate con el resto de candidatos conservadores celebrado el pasado martes en la cadena pública BBC, sus vínculos familiares con personas extranjeras.

Hunt se refería a su mujer, una inmigrante china con la que tiene tres hijos. Precisamente una de sus anécdotas más recordadas la protagonizó con ella durante una visita a Pekín en 2018, cuando confundió la nacionalidad de su esposa y dijo que era japonesa. Corrigió rápidamente este error, pero no pudo evitar las risas de los presentes y él mismo ha recordado en numerosas ocasiones este capítulo.

Antes de eso, el que fuera primer ministro británico, David Cameron, le eligió para ser titular de Sanidad durante casi seis años, convirtiéndose en el que más tiempo ha estado en ese cargo en la historia de Reino Unido. Antes había sido, durante dos años, Ministro de Cultura, durante los cuales fue el responsable de los exitosos Juegos Olímpicos de Londres de 2012.

Un millonario muy millonario

Pero antes de todo esto, mucho antes, Jeremy Richard Streynsham Hunt, su nombre completo, comenzó su carrera en el mundo de la política en 2005. Ese fue el año en el que entró en Westminster como diputado para la circunscripción de South West Surrey, tras estudiar Filosofía, Políticas y Económicas en la Universidad de Oxford, donde fue presidente de la Asociación Conservadora de la institución educativa.

Al terminar la universidad se fue a Japón, donde trabajó como profesor de inglés. Gracias a esa experiencia laboral domina el japonés, algo de lo que durante su año al frente del ministerio de Exteriores ha presumido siempre que ha podido.

Como Johnson, Hunt pertenece a esa élite británica: posee un patrimonio de unos 14 millones de dólares, según estimó el diario The Guardian. Eso sí, esta fortuna le viene de haber vendido en 2017 Hotcourses, una empresa de recursos educativos de la que era copropietario junto con su amigo Mike Elms.

Photo gallery Jeremy Hunt, aspirante a suceder a Theresa May See Gallery
QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Las cosas de Boris Johnson See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD