Quién es Viktor Vekselberg, confidente de Putin y dueño del yate de 90 millones incautado en Mallorca

El buque tiene bandera de las Islas Cook y estaba reclamado por EEUU.
|

El círculo cercano a Vladimir Putin sigue sufriendo las consecuencias de las sanciones. El último el oligarca Viktor Vekselberg, muy próximo al jefe del Kremlin, que ha visto este lunes como durante más de cinco horas la Guardia Civil ha incautado su yate en el puerto de Palma de Mallorca en una operación conjunta con EEUU.

En concreto, el magnate es un ucraniano muy próximo y de confianza de Vladimir Putin, pero sus lazos no terminan ahí porque también es cercano a autoridades de Arabia Saudí y a Benjamin Netanyahu. Por el momento, no se encuentra sancionado por la Unión Europea, sí lo está por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, donde se le investiga por fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad documental, en relación a la ocultación de la propiedad real de este yate de lujo para evitar las sanciones.

Su patrimonio, según Forbes está valorado en 5.700 millones de dólares y lo sitúa entre las 300 personas más ricas del mundo. Su fortuna se basa en el conglomerado ruso Renova Group dedicado al alumnino, petróleo, energía y telecomunicaciones. Las empresas del grupo operan principalmente en Rusia pero también tienen actividad en Suiza, Sudáfrica o EEUU.

Según informes de inteligencia norteamericana, el dueño de Tango vive en Suiza.

La operación

La Guardia Civil ha trabajado conjuntamente con las agencias de Estados Unidos FBI y Homeland Security Investigations (HSI), ha informado la Dirección General del instituto armado.

Además, los agentes han realizado un registro en el interior de la embarcación, de 78 metros de eslora y valorado en mas de 90 millones de euros, y que se encontraba en el astillero de Palma de Mallorca.

Si bien hasta el momento Vekselberg no se encuentra en la lista de sancionados por la Unión Europea, sí que lo está por el Departamento del Tesoro (OFAC) de Estados Unidos.

De hecho, se le investiga por fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad documental en relación precisamente con la ocultación de la propiedad real de este yate de lujo para tratar de evitar la sanciones.

El buque ‘Tango’

El yate incautado tiene bandera de las Islas Cook y está registrado a nombre de una sociedad radicada en las Islas Vírgenes Británicas, que a su vez está administrada por sociedades de Panamá, “todo ello siguiendo una compleja trama financiera y societaria para ocultar la verdadera titularidad real del mismo”, subraya la Guardia Civil.

Durante el registro se ha intervenido diversa documentación y dispositivos informáticos que serán analizados para, entre otras cosas, corroborar la identidad de su propietario real.

Esta actuación ha sido desarrollada conjuntamente por la Jefatura de Información (UCE-3) de la Guardia Civil, el Grupo de Información de la Zona de la Guardia Civil de Baleares y miembros de las agencias federales FBI y HSI de Estados Unidos, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción Número 2 de Mallorca.