¿Quieres fabricar tu propia mascarilla? La OMS te explica cómo en tres pasos

Ojo: no todas sirven.
Dos voluntarios fabrican mascarillas contra el coronavirus
Dos voluntarios fabrican mascarillas contra el coronavirus

Las mascarillas han llegado para quedarse, al menos durante un largo tiempo. Y no son solo un eficaz método para evitar contagios. Desde el comienzo de la pandemia se han convertido en un complemento más, casi una seña de identidad que millones de personas han personalizado a su gusto.

Por ello, ya que cada vez son más las que se animan a fabricarlas en casa, la OMS ha publicado un vídeo para explicar cómo hacerlas bien. Y, sobre todo, con el fin de evitar errores que pueden ser peligrosos para nuestra salud.

El máximo organismo sanitario señala varios consejos a la hora de construir mascarillas de tela. El primero resulta obvio: hay que utilizar un patrón cuyas medidas estén adaptadas a quien la vaya a usar. Nada de una medida universal.

Una vez se disponga de la capa inicial, ya con su talla apropiada, al aplicarle la segunda capa se deben hacer las costuras necesarias en los extremos superior y/o inferior y los laterales. En ese punto hay que marcar una pequeña guía para insertar un refuerzo de metal (o plástico) en la parte superior. Este elemento algo más macizo, pero maleable, permite ajustar la mascarilla a la nariz al doblarlo. La tercera capa debe situarse en la parte interior de la mascarilla antes de terminar el proceso de cosido.

Sobre los materiales, la OMS marca tres pautas:

  • La capa interior debe estar hecha de un material absorbente como el algodón.
  • La intermedia, de un material non-woven (aquel sin un proceso de tejido previo) como el polipropileno, un elemento resistente.
  • La capa exterior deberá hacerse de un material no absorbente, como el poliester o un derivado de él.
Famosos y mascarillas