POLÍTICA
24/08/2018 21:19 CEST | Actualizado 24/08/2018 21:20 CEST

Quintos de Mora, el monte que Fernando III vendió a Toledo, recibe al Gobierno para pensar en sus desafíos

Sánchez se lleva a su gabinete a una reunión distendida y de "bajo perfil" para analizar las apuestas de futuro.

JAVIER SORIANO via Getty Images
Primera foto del Consejo de Ministros al completo, el pasado junio en La Moncloa.

Quintos de Mora, un monte que Fernando III vendió en 1246 a los toledanos por 45.000 maravedíes y hábitat del águila imperial ibérica o la cigüeña negra, es ahora lugar de encuentro con mandatarios de todo el mundo y el escenario elegido por Pedro Sánchez para preparar el curso político con su gabinete.

Esta finca toledana de 6.864 hectáreas y ha sido lugar de encuentro de mandatarios de medio mundo, además de ser servir para la primera entrevista de Felipe González y el juez Baltasar Garzón en febrero de 1993, en un almuerzo propiciado por José Bono cuando era presidente de Castilla-La Mancha.

El expresidente José María Aznar frecuentó Quintos de Mora, donde recibió al primer ministro británico Tony Blair y al presidente de la Comisión Europea Romano Prodi en el año 2000, y a Benjamín Netanyahu (Israel), Lionel Jospin (Francia) y los presidentes George W. Bush, Vicente Fox y Andrés Pastrana (Estados Unidos, México y Colombia) en 2001.

En agosto de 2003 Aznar se reunió allí con su vicepresidente primero Mariano Rajoy, el mismo día en que se conoció que Rajoy había sido designado sucesor. Ese mismo año Aznar estuvo en Quintos de Mora con el primer ministro de Marruecos, Driss Yetú, y con el presidente francés Jacques Chirac.

Ya en 2007 el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero acudió a Quintos de Mora con el entonces presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

Sergio Barrenechea / EFE
José María Aznar y George W. Bush, reunidos en 2001 en Quintos de Mora.

"De bajo perfil"

Quintos de Mora está enclavado en el corazón de los Montes de Toledo y pertenece al término municipal de Los Yébenes, lindando con Los Cortijos (Ciudad Real).

El alcalde de Los Yébenes, Anastasio Priego, agradece que en esta ocasión se ha tenido la "deferencia" de comunicarle la reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con su gabinete. Algunos anteriores presidentes, sobre todo Aznar, ha recalcado, no lo comunicaban a alcaldía, con lo que se enteraban o por la prensa o por la presencia en Los Yébenes de "muchos miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad, que a veces parecía, incluso, que estuviera tomado el pueblo", ha dicho Priego a Efe.

En esta ocasión la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ha comunicado al Ayuntamiento la jornada de trabajo "de bajo perfil" que mantendrá este fin de semana el gabinete.

Con algo más de 6.000 vecinos, Los Yébenes es el término municipal más amplio, "y con mucho", subraya el alcalde, de la provincia de Toledo, un total de 68.000 hectáreas dentro de las cuales hay 60 cotos de caza mayor.

Quintos de Mora pertenece al Organismo Autónomo Parques Nacionales (actualmente en el Ministerio para la Transición Ecológica) y no es visitable.

Fue adquirido por el Estado en 1942, pero su historia se remonta siete siglos atrás, cuando el rey Fernando III El Santo, dueño de estos montes, los vendió a la ciudad de Toledo por 45.000 maravedíes alfonsíes, que tuvo su propiedad hasta la desamortización del siglo XIX.

Ubicado entre dos sierras, la de Torneros y la del Pocito, Quintos de Mora tiene la apariencia de una gran llanura que encierra 1.100 hectáreas de encinar y acoge una rica fauna con hasta 374 especies animales, desde ciervos, jabalíes y corzos hasta dos especies catalogadas en peligro de extinción, el águila imperial ibérica y la cigüeña negra.

Otros habitantes de este monte son el buitre negro y el leonado, el águila real, el búho real, la nutria, las jinetas, los zorros y numerosos reptiles y anfibios.

El año pasado se reprodujo una nueva pareja de águila imperial, y la pareja de cigüeña negra que nidifica en Quintos de Mora ha sacado adelante 38 ejemplares entre 2001 y 2018, según los datos aportados a Efe por la dirección de la finca y el Ministerio.

En Castilla-La Mancha hay dos parques nacionales (Cabañeros y Tablas de Daimiel) y, además, el Organismo Nacional Parques Nacionales gestiona tres fincas: Quintos de Mora, La Encomienda de Mudela, en el Campo de Calatrava (Ciudad Real), y Dehesa de Cotillas (Cuenca).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El Gobierno aprueba un real decreto ley para exhumar los restos de Franco

- El Gobierno eliminará el veto del Senado a través de una proposición de ley

- Pedro Sánchez: "El nuevo Gobierno ha supuesto un cambio de época"

- El pasado siempre vuelve, también el del 135

- Así no, Pedro. ¡Elecciones ya!

ESPACIO ECO