Distrito Cayetano: las entrañas de la resistencia pija

Radiografía del barrio de Salamanca: quiénes viven aquí, cuánto ganan y a qué partidos votan

El Monopoly lo puso sobre el tablero y las caceroladas de la calle Núñez de Balboa contra el Gobierno lo han puesto de actualidad. Quien no conocía el barrio de Salamanca por el juego de mesa, lo ha acabado conociendo por las polémicas manifestaciones de sus vecinos, los bautizados #cayetanos, para los que parece no existir el estado de alarma ni tampoco la distancia social. La fase 0 les importa exactamente eso: 0.

Sirve el juego de 1935 para hacerse una idea de cómo es este barrio del centro de Madrid. Las calles más caras del tablero para comprar o construir son las situadas dentro de este zona. La ficción no es distinta de la realidad. El metro cuadrado sale en la actualidad a 5.893 euros, según datos de Idealista de abril. Es decir, un piso de 100 metros se acerca a los 600.000 euros.

Dentro del ahora tan tuiteado distrito de Salamanca —en realidad es un distrito, no un barrio— se localizan seis barrios: Castellana, Lista, La Guindalera, Fuente del Berro, Goya y Recoletos. Este último, que limita con el Paseo de la Castellana por el oeste y con el Parque del Retiro por el sur, es el más caro de la zona. El precio medio por metro cuadrado es de 8.440 euros.

Precisamente el piso más caro disponible en el portal Idealista (a fecha de 14 de mayo de 2020) está en el barrio de Recoletos, aunque supera esa cifra con creces. Cuesta 15 millones de euros, es un quinto exterior para reformar de 885 metros cuadrados y siete habitaciones. Le sigue otro, también en ese barrio, de 800 metros cuadrados por 8,5 millones de euros y luego va un ático de 700 metros por 8 millones.

El piso —por llamarla de alguna forma— más asequible se vende por 80.000 euros. Claro que es un semisótano interior casi a las afueras del distrito.

En Recoletos está la calle de Serrano, la más cara de Madrid, según un informe sobre el precio de la vivienda publicado por Tecnitasa en enero de 2020. Se pagan de media 10.125 euros por metro cuadrado. 6.500 euros más del precio medio en Madrid. En Serrano casi lo triplican.

Los precios de los pisos invitan a cotillear las nóminas de sus vecinos. La renta per cápita en este barrio es superior a los 30.000 euros anuales, según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2017. Y la media por hogar ronda los 89.000 euros. Un dato: la renta per cápita en España en 2017 fue de 11.074 euros.

Suman alrededor de 145.000 vecinos, en su mayoría españoles (más de 127.000) entre los 16 y 64 años (93.925), seguidos de mayores de 65 (34.755). Estas cifras lo convierten en uno de los distritos más poblados de Madrid, después de Chamberí y Tetuán. Viven en edificios construidos a finales del siglo XIX, cuando nació el barrio, que se concibió desde el principio como una zona aristocrática. De hecho, sus casas fueron las primeras de la capital en tener agua corriente y cuarto de baño. Muchas tienen patio o jardín, porque lo marcó el proyecto que el empresario José de Salamanca Mayol, marqués de Salamanca, presentó a la reina Isabel II. A cambio le pusieron el nombre al barrio y a una de sus plazas más conocidas. Otra es la de Colón, famosa por ser el escenario de las misas por la familia o las manifestaciones por la unidad de España.

Los edificios más antiguos son de cuatro plantas y algunos cuenta con vecinos populares, nunca mejor dicho, como los políticos Pablo Casado o Luis Bárcenas. No en vano es un barrio de derechas: el 61% de los votos de sus vecinos en las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019 se los repartieron entre PP (40.87%) y Vox (20.21%). El 16.84% fueron para el PSOE y el 9,61% para Ciudadanos. Y también católico practicante: las iglesias se llenan cada domingo.

Los colegios del barrio son en su mayoría privados o concertados. Hay 78 y sólo 16 son públicos y 42 son privados. El más elitista es sin duda el centro religioso concertado Nuestra Señora del Pilar, conocido por los personajes que han pasado por sus aulas. En el centro de la calle Castelló estudiaron José María Aznar, Alfredo Pérez Rubalcaba, el empresario Fernando del Pino o Juan Luis Cebrián y Luis María Anson, que en su día fueron directores de la revista del centro, Soy Pilarista. El precio por alumno ronda los 200 euros mensuales.

En el barrio de Salamanca hay Mercadona y Ahorramás, sí, pero también está el supermercado más caro de España: Sánchez Romero. Del mismo modo, en la calle Ayala, Lagasca y Claudio Coello está el mercado modernista de La Paz, construido en 1860, que contrasta en un entorno de tiendas de alta gama.

La Milla Oro concentra en un kilómetro cuadrado las firmas más prestigiosas de la moda nacional el internacional. Conviven con otras cadenas low cost como Zara, aunque la tienda de la calle Serrano no es una tienda al uso. Fue la gran apuesta de Inditex en 2014.

La calle Serrano, en el barrio de Salamanca en Madrid.
La calle Serrano, en el barrio de Salamanca en Madrid.

También Massimo Dutti o Mango tienen tienda en esta zona, conviven con firmas naciones como Loewe, Amaya Arzuaga, Kina Fernández, Adolfo Domínguez, Agatha Ruiz de la Prada, Roberto Verino, Ángel Schlesser y Felipe Varela o las internacionales Chanel, Armani, Valentino, Louis Vuitton, Dior o Chanel. Son un reclamo para los turistas chinos, que destinan gran parte de su presupuesto de compras en España a esta zona.

Aquí también están las mejores joyerías como Bulgari, Cartier, Tous o Tiffany’s. Si Audrey Hepburn hubiese desayunado croissants con diamantes en Madrid lo habría hecho en la Milla de Oro.

Pero ahora sus vecinos no están para bollería selecta, sino para protestas entre banderas españolas, joyas y mucho dinero.