Rajoy está "absolutamente a favor" de Juan Carlos I: "¿Quién no comete errores?"

El expresidente del Gobierno ha defendido que el emérito fue "capaz de convertir a España de una manera pacífica y ordenada en una democracia".
El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el rey emérito, Juan Carlos I.
El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el rey emérito, Juan Carlos I.
Carlos Alvarez via Getty Images

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este miércoles al rey emérito, de quien está “absolutamente a favor” y al que cree que “se está tratando de una forma que no se merece”.

Rajoy ha reconocido que Juan Carlos I ha cometido “errores”, pero cree que el balance de su trayectoria es “enormemente positivo”, ya que “representó los intereses de España muy dignamente e hizo muchas gestiones en beneficio de España”.

″¿Quién no comete errores?” se ha preguntado el expresidente tras ensalzar que el emérito “fue capaz de convertir a España de una manera pacífica y ordenada en una democracia” gracias a que “pilotó” la Transición. “Lo que pasa es que ahora hay gente que quiere que se hable mal de la democracia”, ha apostillado.

El exjefe del Ejecutivo se ha pronunciado así durante su intervención en la última de las jornadas España en el mundo ante el futuro: diálogos con los expresidentes del gobierno que se han celebrado ayer y hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander.

Allí se ha posicionado “absolutamente a favor” de la Corona, “del rey actual y del anterior”, por representar una institución “muy arraigada” en la sociedad española y que “ha aportado estabilidad sobre todo si la comparamos con otros regímenes que han durado un cuarto de hora”, ha señalado Rajoy, que no cree que la República “haya aportado grandes cosas” al país.

Además, ha asegurado que Juan Carlos I fue “muy eficaz y jamás puso una sola pega” cuando los presidentes del Gobierno le pedían algo.

“Absolutamente en contra” de la reforma de la Constitución

El expresidente también se ha mostrado en su intervención “absolutamente en contra” de reformar la Constitución y la ley electoral. En este sentido ha recordado que durante su mandato se le acusaba de “inmovilista” y lo ha reconocido. “Tengo que decir que sí. Soy inmovilista y, como hay que estar todo el día cambiando, pues bueno, seré un espécimen”, ha bromeado.

Y es que ha puesto en duda si la reforma de la Constitución “serviría para algo”, porque él “no ve” qué es lo que hay que cambiar ni si es el momento. De hecho, ha dicho que ese texto es “el punto de encuentro detrás del que estuvieron más españoles”, además de que fue “fundamental para España” y gracias a ello el país “ha vivido los mejores 40 años de su historia”.

Rajoy ha criticado “la deslealtad de algunos” a la Constitución y ha justificado que eso es algo que no se puede reformar. También cree que es “la mejor que hemos tenido” en el país, ya que “la historia constitucional española es un chiste. Cada media hora teníamos una”.

El rey Juan Carlos, de regatas en Sanxenxo tras su regreso a España

El rey Juan Carlos, de regatas en Sanxenxo tras su regreso a España