Las 18 reacciones más divertidas a la posible quiebra de Duralex

"Si fabricas vajillas indestructibles... ¿qué esperabas?"

El fin del mundo se acerca: Duralex, la compañía francesa conocida por sus indestructibles vajillas y cristalerías de vidrio templado, se está haciendo añicos. Antes incluso que sus productos que empezó a fabricar hacer 75 años.

El tribunal comercial de Orleans ha declarado a la compañía francesa en suspensión de pagos y le ha concedido un período de observación de seis meses para intentar salvarse de la quiebra total. A la pena por el inminente fin de una época —eran los platos y vos de casa de los abuelos—, le han seguido las risas. Imposible no hacer bromas con esta contradicción...

Los productos de Duralex, que debe su nombre a la máxima latina Dura lex, sed lex (la ley es dura, pero es la ley), se fabricaban mediante técnica de vidrio templado a 700 grados y enfriado súbitamente. Este proceso inventado por la compañía francesa aporta una resistencia especial y en caso de rotura crea unos fragmentos de pequeño tamaño que reducen la posibilidad de cortes.

La técnica empezó a utilizarse en 1939 en la fabricación de lunas de coche y en 1945 se trasladó a la producción de vajillas. El reclamo para venderlas era su larga duración: “Utilícelo como martillo, déjelo caer, golpéelo, hágalo pasar del hielo al agua hirviendo”. El lema se les ha vuelto en contra.

Nostalgia de los 90: fotos y vídeos